domingo, 25 de agosto de 2019

Argentina, "'¡Ché! ¡Qué bueno que viniste!"

Casa Rosada - Buenos Aires

Hace una semana que hemos vuelto de nuestro viaje por Argentina y venimos cargados de información para compartir con vosotros. Antes de entrar en materia nos gustaría compartir con vosotros el planning que llevamos a cabo y las impresiones generales con las que volvemos.


¿QUÉ HICIMOS?

Hemos estado 15 días viajando por buena parte del país. Argentina es tan grande que es imposible poder abarcar todo el país en dos semanas así que, en esta primera aproximación al país, decidimos visitar los que creemos que son los highlights principales para un primer viaje.

DÍA 31/7/19: Vuelo Barcelona - Buenos Aires
DÍA 1/8/19: Buenos Aires
DÍA 2/8/19: Buenos Aires - El Tigre
DÍA 3/8/19: Buenos Aires
DÍA 4/8/19: Buenos Aires
DÍA 5/8/19: Iguazú - Cataratas Brasil + Puerto Iguazú
DÍA 6/8/19: Iguazú - Cataratas Argentina
DÍA 7/8/19: Iguazú - Cataratas Argentina + Puerto Iguazú
DÍA 8/8/19: Iguazú - Puerto Iguazú
DÍA 9/8/19: Bariloche - Centro Cívico + Cerro Campanario  + Cervecería Patagonia
DÍA 10/8/19: Bariloche - Isla Victoria + Bosque de los Arrayanes
DÍA 11/8/19: Bariloche - Centro Cívico
DÍA 12/8/19: El Calafate - Glaciar Perito Moreno
DÍA 13/8/19: El Calafate
DÍA 14/8/19: Buenos Aires
DÍA 15/8/19: Vuelo Buenos Aires - Barcelona

¿LA PLANIFICACIÓN DEL TIEMPO ERA CORRECTA?

La verdad es que al encontrar poca información en internet sobre Argentina íbamos un poco a ciegas, así que destinamos la cantidad de días a ojo de lo poco que habíamos leído y nos habían recomendado.

A día de hoy ahora reduciría un día de los que pasamos en Iguazú y otro día de los que pasamos en Bariloche y los añadiría a la zona de El Calafate. En un principio creíamos que en El Calafate sólo había el Glaciar Perito Moreno pero una vez allí nos dimos cuenta que había muchísimas cosas por ver y hacer. Por lo que hace a Buenos Aires la cantidad de días es correcta para tener una primera idea de la ciudad, es tan grande que no te la terminas nunca y si quieres andar por ella necesitas mucho tiempo.

¿CÓMO NOS DESPLAZÁBAMOS?

Como ya os contamos las grandes distancia las realizamos con vuelos internos. Las compañías escogidas fueron Aerolineas Argentinas y Latam y no tenemos más que buenas palabras para ellas. Todos los vuelos salieron puntuales y llegamos a destino a la hora estimada o un poco antes. El método de organización del embarque, por zonas, era ideal para la organización de los pasajeros y no provocar largas filas. En todos los vuelos nos dieron un pequeño refrigerio y el personal tanto de tierra como de cabina fueron muy amables.

Por dentro de la ciudad nos movíamos principalmente en remis (es un servicio personalizado de taxi con precio cerrado), taxi convencional, en contadas ocasiones autobús y alquilamos un coche para dos días.
El motivo de movernos en remis en lugar de transporte público era porque al ser tres en el viaje nos salía más a cuenta y era mucho más cómodo porque nos dejaba en la puerta del lugar donde queríamos ir.

Los precios del transporte no son elevados y es mucho más seguro que alquilar un coche, sobretodo en ciudades grandes como Buenos Aires o Bariloche donde el tráfico es muy denso y bastante caótico. Nosotros alquilamos un coche en El Calafate ya que teníamos muy poco tiempo para visitar la zona y aprovechar las horas. La verdad es que es una zona muy tranquila para conducir, a penas hay coches por la carreteras pero sí que debes estar muy atento a las placas de hielo y a los animales que se pueden cruzar por la carretera.

¿DÓNDE DORMIMOS?

En el post anterior os explicamos que durante los días de Buenos Aires estuvimos durmiendo en casa de los familiares que viven allá (¡¡¡muchas gracias a todos por acogernos tan bien!!!), excepto en una escala de unas horas que nos quedamos en un hotel cerca del Aeroparque Jorge Newbery, y en los demás sitios estuvimos en hoteles y en un albergue. Os hablaremos de ellos en la introducción de cada una de la serie de posts que destinaremos a cada lugar visitado.

¿SON MUY DUROS EN INMIGRACIÓN?

En nuestro caso ¡para nada!. Íbamos como con la idea de los controles tan duros de Estados Unidos pero no tienen nada que ver. Preguntamos si podíamos pasar David y yo juntos, en Estados Unidos no te dejan si no estas casado, y nos dijeron que ningún problema que podíamos acceder a la ventanilla los dos.

Una vez allí, tuvimos que presentar el pasaporte y nos preguntaron la dirección en la que nos íbamos a quedar. Al decir la dirección de los familiares el señor que nos atendió, que era muy majo, nos dijo si veníamos a ver a la familia y al responderle que sí entablamos una breve conversación sobre cuando los argentinos hacen lo mismo cuando van a España. Finalmente nos tomaron la huella del pulgar derecho, una foto y sello de entrada.

¿QUÉ TAL LOS CONTROLES DE SEGURIDAD EN AEROPUERTOS ARGENTINOS?

Los controles de seguridad de los aeropuertos son totalmente distinto de los nuestros. No hay control de líquidos, así que puedes llevar recipientes más grandes de 100 ml. e incluso botellas grandes de agua. Tampoco piden que se saquen los dispositivos electrónicos, como tablets, simplemente debes pasar sin chaqueta y pasar mochilas y maletas por la cinta. Son tan sencillos que a simple vista parecen los típicos controles de seguridad de un museo.

En algunos de los aeropuertos, a la llegada, te hacen pasar un control de equipajes porque no se puede ingresar con carne de otra parte del país.

 ¿CUÁLES SON LOS MÉTODOS DE PAGO Y PRECIOS?

Actualmente en la gran mayoría de los establecimientos puedes pagar en pesos argentinos o tarjeta de crédito/débito. En muchas de las tiendas y locales tienen un cartelito en el que dice que el establecimiento está obligado en cobrarte con tarjeta si lo pides. Si no tienes dinero cambiado a pesos puedes preguntar, antes de que te cobren, si puedes pagar en dólares. En algunos lugares, sobretodo grandes tiendas, te dirán que no hay problema pero el cambio te lo retornan en pesos argentinos.

Los precios, cuando llegamos a Argentina, eran muy similares a los precios de España pero después de las elecciones primarias que se realizaron el pasado 11 de agosto, el valor del peso se desplomó bastante. Lo que os recomiendo, y así nos los dijeron los propios argentinos, es que se revise cada día el valor del peso para saber realmente lo que valen las cosas.


¿QUÉ TAL LA COMIDA?

 Pues que os voy a decir de la comida argentina... ¡qué es maravillosa! Nunca en mi vida había comido carne tan bien hecha y los dulces no pueden ser más potentes. Aunque si lo tuyo no es la carne puedes encontrar también opciones para degustar.

Nosotros tuvimos la suerte de probar varios asados en casa de familiares y amigos y nunca había comido carne tan jugosa. Además del asado probamos platos típicos como las empanadillas, la trucha o el cordero patagónico. Y en el apartado de dulces no pudo faltar una cata de alfajores, helados de la Abuela Goye y chocolates de Mamuschka.

Os aseguramos que volveréis con más de un kilo de más en vuestro cuerpo porque no vais a poder parar de probar cosas.

¿CON QUÉ SENSACIÓN HE VUELTO?

Es de los pocos viajes que he vuelto con una sensación de conocer más el lugar gracias a los lugareños. Las largas conversaciones con los familiares, taxistas y camareros nos hicieron conocer la cara más real del país.

En Argentina me he sentido como en casa, en algunos momento no me parecía que estuviera en la otra punta del mundo, no sé si era por el idioma o por la forma de ser de los argentinos.

Ha sido un viaje de contrastes. En Buenos Aires el caos de la gran ciudad, en Iguazú la fuerza del agua, en Bariloche la calma de los lagos y en El Calafate el silencio más absoluto del hielo. Estos contrastes han sido los que me haya atrapado y me entraran ganas de conocer más a fondo el país.

--------------------------

En los próximos posts os contaremos a modo de guías todo lo que podéis hacer y ver en los diferentes sitios que hemos estado y, cómo no, os daremos algún que otro consejo para que le podáis sacar el máximo jugo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...