sábado, 7 de enero de 2017

Tips Londres

The Big Ben - Glo Ribas - Londres 2016

Siempre que vamos de viaje solemos preguntar a uno u otro que qué le recomienda ver/hacer/comer/beber de la ciudad en cuestión que se visita. Pues en el post de hoy os traigo unos cuantos consejos que nos hemos traído de Londres. 
Esperamos que os sean de utilidad.

ALOJAMIENTO

Encontrar un alojamiento a buen precio y en el centro de Londres es como buscar una aguja en un pajar o como las Meigas que de "Haberlos haylos". 
En este viaje hemos optado para buscar un poco más allá del centro pero intentando estar dentro de la zona 1 del metro y, sobretodo, que el precio fuera un poco más económico. Nos alojamos en el hostel Rest Up London en una habitación para dos (litera) y con baño privado.

El hostel está bien, es limpio (aunque una vez alojado no pasan a limpiar las habitaciones), el personal es amable, sólo hay wifi (y un poco limitado) en las zonas comunes. 
Las habitaciones te incluyen la ropa de cama y si quieres toalla la puedes alquilar por 2 Libras. También tienen taquillas para poder guardar el equipaje en caso de llegar y que no esté lista la habitación o bien si haces el check out y no te vas de la ciudad hasta tarde. El precio es de 2 libras los pequeños y 3 libras los grandes.

Está muy bien comunicado con el centro y otras zonas de la ciudad porque en la puerta del hotel hay una parada de buses, que pasan constantemente, y a diez minutos andando encontramos la estación de metro Elephan and Castle.

Fachada del hotel
Habitación doble privada
Baño privado en la habitación

TRANSPORTE

Nosotros volamos al aeropuerto de Stansted ya que íbamos des de Barcelona con la compañía Ryanair. Stansted es un aeropuerto que no queda demasiado cerca del centro y por este motivo desde casa compramos los billetes de ida y vuelta en tren.  También hay la opción de ir hasta el centro de la ciudad en bus, pero comparando vimos que nos salía más económico viajar en tren.
Para comprar los billetes nos dirigimos a la web Stansted Express. Hay diferentes tipos de billetes y nosotros optamos por la oferta Web Duo, una tarifa de ida y vuelta para 2 personas, que nos salía por 24 Libras cada uno el trayecto de ida y vuelta desde Stansted hasta Liverpool Street. Una vez haces la compra te mandan por mail los billetes de ida (con la fecha que has marcado) y vuelta (puedes volver cualquier día en el plazo de un del billete de ida) y simplemente se tienen que imprimir para mostrarlos al personal de la estación.
En nuestro caso a la ida, por motivos de mantenimiento, nos llevaron en un bus lanzadera hasta Liverpool Street. Fue un viaje rápido, como mucho 1h, y muy puntual. La vuelta la realizamos en el tren y también tarda una hora desde Liverpool Street hasta Stansted (realizando 4 paradas durante el trayecto.)

Una vez en Liverpool Street compramos la que fue nuestra gran amiga durante todo el viaje, la Oyster Card. Esta tarjeta de transporte te permite recargarla con el saldo que tu quieras para poder viajar en metro o en bus por Londres. Una de las características más interesantes es que al día, como mucho, gastarás en transporte 6.40 Libras ya que a partir de esa cantidad no se te cobrará nada más hasta al día siguiente. La tarjeta vale 5 Libras que una vez la devuelvas al finalizar el viaje te devuelven este depósito.
Se puede comprar en las máquinas o bien, como hicimos nosotros, en las taquillas de la estación donde el mismo trabajador te la recargará con la cantidad que desees. ¿Cuánto nos gastamos nosotros en transporte a lo largo de los 6 días por la ciudad? Pues, contando el depósito de la Oyster Card, 30 Libras. Creemos que no está nada mal ya que tanto la utilizamos en la zona 1 como en la zona 2 (los precios son diferentes si cambias de zona).
Si queréis saber cómo obtener vuestra Oyster Card y cómo recargarla os dejo un vídeo, que a nosotros nos fue de maravilla para saberla utilizar, de nuestros amigos de Mola Viajar.



¿DÓNDE COMER?

Si hay algo que no falta en Londres son sitios dónde comer. A continuación os hablamos de los sitios donde fuimos nosotros a comer y el por qué nos gustaron.

Antes de empezar a hablaros de los restaurantes os comento que en el hostel no nos entraba el desayuno, pero justo enfrente había una gasolinera donde había un pequeño Spar con un stand de Costa Café. Éste tenia servicio de horno de pan y cafetería. Cada mañana comprábamos allí las pastas, no llegaban a 1 Libra cada una y eran recién hechas.
Un poco más allá del Spar teníamos un Tesco donde comprábamos una pinta de leche fresca entera que nos salía por 0.50 libras cada garrafita. Así que el presupuesto de desayuno de los dos eran de 3 Libras. Os cuento ésto porque si no os entra el desayuno en vuestro alojamiento es una muy buena opción para poder resolver esta primera comida del día.

Aún y así un día fuimos a tomar un English Breakfast. Lo tomamos en un bar algo peculiar regentado por vietnamitas. No era de los sitios más limpios, pero el desayuno estaba muy bueno. David tomó: salchichas, con huevo, patatas y bacon (éste desayuno iba con beans pero lo pidió sin ellas); yo tomé dos salchichas con patatas. Para beber pedimos una taza de English Tea. El bar se llamaba Ferraris Snak Bar y se encontraba al lado del Smithfield Market.

Desayuno en el Ferraris Snak Bar
La comida típica de Inglaterra como no es el Fish and Chips. Lo comimos en dos ocasiones, la primera cerca de Candem Town en el Chriss Fish Bar (200 Eversholt). Era un sitio sencillo y tanto el pescado como las patatas estaban muy buenos, además no era un lugar demasiado turístico e iban a pedir comida para llevar gente que vivía por la zona.
La segunda vez fue en Leicester Square en el Fish and Cheapper (en este lugar escogí probar las gambas rebozadas). La comida era muy buena pero eso sí la mayoría de gente que estaba comiendo eran turistas que visitaban la zona. Por cierto, es imprescindible probar las patatas con sal y vinagre, que le aporta un sabor peculiar.

Fish and Chips del Chriss Fish Bar

El día que visitamos Chinatown comimos en un restaurante que venía recomendado en la guía, el Feng Shui Inn (Gerrad Street). Gracias a una pareja de la mesa de al lado supimos qué escoger para comer. Pedimos para compartir 2 menús con diferentes especialidades de pato (éramos 3 comensales y el menú constaba de 5 platos) y un tipo de tapas chinas que eran como unos rollitos al vapor. El restaurante no era de lo más barato que había en la zona, pero la calidad era muy buena.

Cuando visitamos el barrio de Notting Hill también tiramos de la guía para encontrar un sitio donde comer. Esta vez la opción que escogimos fue un Thailandés, The Churchill Arms119 Kensington Church Street. Este pub hizo que flipáramos en colores con su fachada, por la cantidad de plantas y artilugios colgados en ella, pero cuando cruzamos su puerta, pensando que no podía ser el restaurante thailandés, hicieron que nuestros ojos se abrieran como platos porque si en su exterior habían cosas. el interior era mucho más cargado: plantas, esculturas, marcos, fotos... era impresionante. Además, para acceder al restaurante, hay que atravesar el pub, ya que no hay un acceso directo. Para comer escogimos 3 platos que compartimos que eran, además de abundantes, deliciosos. Finalmente el precio era bastante bueno por todo lo que llegamos a comer. Sin duda alguna fue el mejor sitio donde comimos y como os podéis imaginar, os lo recomendamos al 100%

Exterior del Churchill Arms
Nuestros platos
Interior (zona de pub)
Entrada al pub
Detalle del techo del  restaurante

Otro de los lugares donde fuimos a comer fue en el Fernandez and Wells que hay en la calle Duke con Oxford Street. Éste en concreto era un espacio pequeño que compartía local con una tienda de ropa, en el que te sirven desde sopas calientes, pasando por bocadillos, dulces, café... Para hacer una parada rápida va de maravilla.

Y para terminar, y no por ello la peor opción, es el Borought Market. Sin duda es uno de los mejores mercados que he visitado nunca, con una oferta de comida impresionante. Las paradas tanto son de alimentos para llevar a casa como puestos de comida preparada para degustarla al momento. David y Victor (nuestro amigo con quien coincidimos durante el viaje) optaron por degustar los típicos Pie's ingleses, y yo, al no tener nada de hambre, me tiré de cabeza a un trozo de cheesecake que estaba deliciosa. Si estás indeciso sobre qué comer, ve al Borought Market porque la gran variedad te hará decidir por que decantarte.

Borought Market

¿DÓNDE BEBER?

Otra cosa puede que no, pero lo que no falta en Londres son pubs. Cada tarde, después de la jornada laboral, se ponen hasta la bandera de gente, no sólo ocupando el interior sino que también parte de la calle. Nosotros adoptamos esa costumbre londinense y cada día, después del recorrido íbamos a tomarnos una pinta de cerveza, porque nos la merecíamos.

Los pubs a los que fuímos fueron:
En cualquiera de ellos podréis disfrutar de un gran ambiente y de muy buena cerveza. No olvidéis probar las cervezas locales y artesanas que ofrecen, son estupendas, y te harán pasar el frío en un periquete.

The Ship
The Anchor

VISITAS

Ir de museos por Londres es una pasada porque la gran mayoría de ellos son gratuitos. Los museos de gran calibre como la National Gallery, el British Museum, el Museo de Historia Natural entre otros muchos, permiten que el visitante contemple su fondo de manera libre. Lo único es que en la entrada encontraréis una gran hucha  en la que podréis hacer un donativo.

National Gallery
British Museum
Museo de Historia Natural

Si compráis el billete de tren de Stansted Express en las taquillas de la estación de tren (en nuestro caso fue en Liverpool Street) os pueden dar un folleto con 6 pases para atracciones turistícas 2 x 1. Nosotros no sabíamos que existían estas ofertas y cuando compramos la Oyster Card en la taquilla, el señor que nos la vendió nos pidió que le enseñáramos el billete con el que habíamos llegado a la estación, y al mostrárselo nos entregó un folleto informativo con los descuentos.
Sinceramente lo aprovechamos poco. Únicamente lo utilizamos al visitar la Westmister Abbey ya que en lugar de pagar 40 Libras pagamos tan solo 20, siempre que se pueda ahorrar un dinerillo es bueno.

Ofertas 2x1 con Stansted Express

Recuperando Westmister Abbey... hay lugares en los que las colas para acceder son terriblemente largas, como por ejemplo en la abadía.
Por lo que pudimos observar, si tienes la entrada comprada por internet sí que pasas directamente, pero las demás personas, incluidas las que poseen el London Pass (al igual sólo es en invierno porque conocemos casos que no han hecho nada de cola para entrar) tienen que hacer la larga cola.
¿Qué hicimos nosotros? Pues el primer día que fuimos a entrar lo descartamos porque la cola salía del pequeño parque que rodea la iglesia, así que nos fijamos en el horario y fuimos el último día a primera hora (abren a las 9.30h). Llegamos sobre las 9.15h y nos pusimos donde la vez anterior vimos que empezaba la fila y poco a poco la gente se fue poniendo detrás nuestro, así que valió la pena levantarse pronto ya que fuimos los primeros en entrar.


Cola de espera en Westmister Cathedral

Otra de las visitas imprescindibles si viajas Londres es el Cambio de Guardia en Buckingham Palace. Si viajáis en invierno tenéis que mirar el calendario para saber si hay cambio de guardia o no, ya que durante esta época se realiza los días alternos. Durante el verano no hay problema porque cada día hacen el cambio de guardia.
Es recomendable llegar pronto para poder coger buen sitio porque se satura de gente. Las mejores vistas se tienen desde la fuente de cara a la entrada principal. También tenéis que tener en cuenta que el cambio dura unos 30 minutos y que puede resultar un poco pesado si no estás de cara al palacio y no ves los movimientos de los soldados. Yo recomiendo que os esperéis hasta el final que es cuando los soldados salen de palacio y van andando, acompañados por la banda de música, por el Mall hasta el Palacio de St James (lugar donde dicen que se ve también muy bien... yo no lo he presenciado nunca). Os lo comento porque esta última vez estábamos rodeados de españoles viendo la ceremonia y se fueron mucho antes de terminar por la desinformación del protocolo del acto, ya que pensaban que  los soldados sólo entraban, hacían el cambio y terminaba.


Esperando el cambio de guardia a las puertas del Green Park
Esperando el cambio de guardia a las puertas frente a Buckingham Palace

Éstos son algunos de los consejos que os podemos dar sobre Londres. Hay muchísimas más cosas que destacar pero eso nos daría para escribir un libro... así que si os surge alguna otra duda que no esté recogida en estas líneas, nos dejáis un comentario y os lo explicamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...