miércoles, 7 de mayo de 2014

Tips sobre Bélgica

Cathedrale St-Michel , Glo Ribas, Bruselas 2014 
Después de toda la retahíla de posts dedicados a Bélgica queda ofreceros  los consejos que me he traído en la maleta tras estos 4 días por este maravilloso país. Como siempre estos tips son desde mi punto de vista y experiencia así que cada persona es un mundo y cada viaje es una historia diferente para cada viajero.
¡Vamos allá!

Vuelos

Puedes volar a Bruselas con vuelos de bajo coste. Nosotros volamos con Ryanair desde Barcelona al aeropuerto internacional Zaventem (a 11 minutos de la ciudad en tren), también encontraréis vuelos al aeropuerto de Charleroi que se encuentra a casi una hora y media de Bruselas.

Para llegar al centro de Bruselas desde Zaventem simplemente tenéis que coger el tren que se encuentra dos plantas por debajo de la terminal de llegadas del aeropuerto así que solo tienes que seguir las indicaciones que te conducen al anden. Para comprar los billetes encontraras en la terminal unas maquinas expendedoras que ya te indican la estación de salida y solo tienes que poner el destino. El precio del billete (mes de abril 2014) es de 8,50€. 

Alojamiento

El hotel en el que decidimos alojarnos es el Husa President Park Hotel. El motivo para escoger este hotel y no otro fueron varios 
Primero el precio, reservamos el hotel vía Booking y comparando con otros hoteles este nos ofrecía un precio razonable aunque sin desayuno. La habitación era muy grande y muy confortable y el baño también era bastante grande. 
Y segundo porque esta situado a unos 5 minutos andando de la estación del Norte. Nos iba de maravilla porque cada día cogimos el tren para trasladarnos a Gante, Brujas y Lovaina y no teníamos que recorrer media ciudad para ir a buscar el tren.

Transporte

Si tenéis pesado visitar más de una ciudad de Bélgica lo que yo os recomiendo, es que compréis el Rail Pass. Es una tarjeta de 10 viajes que sirve para más de un pasajero en el que pones el viaje que vas a realizar y el día. Una vez pasa el revisor simplemente se la enseñas y él marca el viaje que realizas. La tarjeta de 10 viajes sale a 76€ y nosotros tuvimos la suerte de encontrar una promoción en la que por el mismo precio nos regalaban un viaje extra. Así que solo tuvimos que comprar un billete sencillo para la vuelta de Lovaina a Bruselas.
Los trenes de Bélgica son una maravilla. La red de trenes del país es fenomenal y además son muy cómodos y muy seguros. Lo que nos encantó de todas las estaciones es que hay unos paneles con todos los horarios de todos los trenes (con todas sus paradas y andenes de llegada) eso nos facilitó mucho organizar el timming para visitar las ciudades.

Para moverte por dentro de Bruselas nosotros, contando los viajes que posiblemente realizaríamos, compramos una tarjeta de 10 viajes integrados multipersonal que salía a 14,50€. Con este billete podíamos ir en bus, metro y tranvía. Nos decidimos por este tipo de billete porque, visitábamos Bruselas el viernes y el lunes, así podríamos aprovecharlo mejor que no un abono para todo un día que salía más económico pero sólo para una persona.

Para ir de la estación de tren Saint Pieter de Gante al centro lo mejor es ir en tranvía ya que queda bastante alejada del centro. Justo enfrente de la estación de tren veréis la parada de tranvía. Tenéis que coger el tranvía Flanders Expo (línea 1 ¡Cuidadín que hay más de una destinación con la línea 1!) EL billete del tranvía se puede comprar en la parada por 1,30€ y dentro del tranvía a 2€. Nosotros por prisas porque se iba el tranvía lo compramos dentro y nos tocó apoquinar 2€ así que si vais con tiempo comprarlo fuera.

Comidas

Antes de irnos nos habían comentado diferentes personas que comer en Bélgica no era para nada barato así que nos planteamos, ya que no nos entraba el desayuno en el hotel, pasarnos por un supermercado y comprar cosas para desayunar y pan de molde y algo de embutido para hacer bocatas. El tema del desayuno lo compramos en Bruselas pero el tema de los bocatas lo montamos diferente. Marta, una amiga mía que está de Erasmus en Toulouse y hacía muy poco que había visitado Bruselas, me comentó que el precio del embutido iba más o menos como en Francia y que un paquetito de jamón de york podía salir por un pico. Así que aprovechamos y, con la excusa de hacernos un par de bocatas para el primer día porque salíamos muy pronto hacia el aeropuerto, compramos un par de paquetes de jamón y de llonganissa envasados al vacío y lo que nos quedó del paquete de pan de molde y lo metimos en la maleta. Sinceramente es lo mejor que pudimos hacer porque ahorramos bastante. Allí compramos algo de fruta y ya íbamos servidos. 

Evidentemente este plan de bocatas sólo lo hacíamos para el mediodía ya que lo que nos interesaba era aprovechar al máximo el tiempo que teníamos para ver la ciudad y al comer pronto y "poco" ya nos iba bien para adaptarnos al horario de cenas del país (que suele ser pronto, 19,30h - 20h)

La primera noche del viaje cenamos en Bruselas y como no queríamos probar la especialidad de la ciudad... los mejillones. No es que seamos amantes de estos moluscos pero ya que estamos allí los teníamos que probar. Después de ver menús que eran bastante caros nos decidimos a ir a un restaurante que nos ofrecía un menú de cena por 18€. El se llamaba Cochon d'Or que se encontraba en Quai au bois à Bruler 15/17. Y además de los mejillones degustamos una sopa de pescado muy buena. 

La segunda noche cenamos en Gante ya que queríamos ver la ciudad de noche. Nos decidimos por un sitio que estaba recomendado en la Lonely Planet. El lugar se llamaba 't Out Clooster era un antiguo convento donde sirven platos combinados y hamburguesas riquísimas. Nosotros estuvimos en el patio, ya que no habíamos reservado y estaba lleno el interior, pero estuvimos muy a gusto ya que no hacia nada de frío. El personal esta formado por gente joven muy amables y simpáticos. Eso si la carta está en flamenco pero si les comentas que no entiendes nada de nada te lo explican en ingles sin ningún problema.

La tercera noche cenamos en Brujas por el mismo motivo que en Gante, queríamos aprovechar y Brujas de noche. El nombre del restaurante no lo recuerdo pero si que os puedo decir que se encontraba en Eiermarkt. Cenamos un menú por 17€ que no estaba mal, la comida era buena y el servicio también estaba bien.

Lo único que os quiero comentar es que los precios de los menús se incrementaban notablemente, excepto el de Gante, ya que el agua te la cobran a precio de oro. Por ejemplos en Brujas pagamos 5€ por cada botellita de agua... ¡alucinante!

Si os entra hambre a media tarde no hay nada mejor que matar el gusanillo lo mejor que podéis es comeros un gofre con nutella... ¡¡madre mía que ricos están!! Cada tarde caía uno a media tarde y servía para recuperar fuerzas para seguir andando.

Si os gusta la cerveza no podéis dejar de visitar la cervecería Delirium de Bruselas. Es una locura de gente y de cervezas pero para hacer honor al local tenéis que probar la Delirium Tremens, que es la que probé yo, o la Red, que es la que probó David. Está última está riquísima porque tiene un gustillo como de frutos rojos que recuerda al gusto de una piruleta.

Si tenéis algún momento de aburrimiento a media tarde entrar a un supermercado y mirar la variedad de bebidas que hay y que muchas de ellas no llegan a España. Mi gran descubrimiento fue la Fanta de Mango y fruta de la pasión... que gran descubrimiento y que lastima que no llegue este producto a nuestro país porque fijo que me haría adicta. También la variedad de cervezas que podéis encontrar es alucinante... de verdad no os lo perdáis.

Compras

Como que en cada viaje es tipico traerse algo para casa lo más tipico de traerse de Bélgica es sin duda los bombones. Nosotros compramos en Brujas los bombones en la tienda de Leonidas que hay al ladito del Markt. Una que es amante del chocolate no se pudo resistir a entrar a esa maravillosa bomboneria y llevarme una caja de 500gr (a repartir con la familia, claro está) Sé que em diréis que en los supermercados podria encontrar otros bombones a mejor precio pero... ya que voy quiero hacerlo bien... al menos dedarme un caprichito. Además no solo me compré los bombones por lo deliciosos que estan sino que uno de les motivos era la cajita metalica en la que se guardaba la caja de carton con los dulces. Era una casita tipica belga, con sus techos escalonados, una moneria.

En el aeropuerto acabamos de comprar bombones para regalar. Estos no eran de las marcas importantes pero no estan nada mal tampoco. Además si volais desde Zaventem y no habéis comprado nada de recuerdo o bombones no os preocuparéis porque el aeropuerto parece un centro comercial. Volviendo al tema de los bombones, encontrareis de todas las marcas y de todos los precios e incluso encontrareis packs de cajas que si viajais con más gente que tenga que regalar bombones os puede salir muy a cuenta comprar un pack de diferentes cajas entre varios

3 comentarios:

  1. Leyendo tu viaje.....me acaba de entrar un ataque de ENVIDIAAAAAAAAAAAAAAA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja! Prometo que no es lo que pretendía! jajaja
      Un beso Chris!

      Eliminar
  2. ¡Hola! Muy interesante vuestro blog. Este post en particular, contiene información muy valiosa para todos aquellos que quieran viajar a Bélgica. Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...