lunes, 4 de marzo de 2019

Diario de Macedonia y Bulgaria 8: Ruta hacia el Mar Negro

Monumento a los Fundadores del estado Búlgaro - Glo Ribas - Bulgaria 2018

Martes, 6 de agosto 2018

En la ruta que os traemos hoy por Bulgaria cruzaremos buena parte del país hasta llegar al Mar Negro. A lo largo de los 310 Kilómetros de ruta visitaremos tumbas tracias, un monumentos comunista, un relieve del siglo VIII y acabaremos relajados en la costa con una muy agradable sorpresa al llegar al hotel.

¡No te pierdas todo lo que vimos y aprendimos durante esta jornada!

El desayuno lo tomamos en el restaurante del hotel, en la planta baja, y estaba muy bien ya que era muy variado y completo. Una vez terminamos acabamos de recoger las cosas y realizamos el check out.

Empezamos la ruta a 1:20h de Ruse, en la Tumba Tracia Sveshtari. Teníamos mucho interés en visitarla ya que era una de las tumbas reales más grandes y mejor conservadas, como el resto del conjunto que configura el yacimiento. Después de todo el recorrido y localizar la zona nos encontramos con que los martes está cerrado. Se puede pasear entre las tumbas por los senderos que hay y ver los túmulos, pero no entrar en ellas. Nos enfadamos un poco ya que la guía no decía nada al respeto y en la planificación del viaje lo hubiéramos montado de alguna manera para poderlas visitar. Ya que habíamos ido hasta allí paseamos entre las tumbas, vimos a un grupo arqueólogos trabajar en la zona y, por sorpresa, un montón de perritos de las praderas que corrían y se escondían en el césped.

Entrada de la tumba real
Vista de uno de los muchos túmulos que hay en la zona
Uno de los muchos perrillos de las praderas que hay en el complejo
Terminamos nuestra visita antes de lo previsto y nos pusimos rumbo a la ciudad de Shumen. Es una de las ciudades grandes de Bulgaria, pero a nosotros no nos interesaba visitarla sino que queríamos ver una cosa muy concreta de ella, que se encuentra a 7 Km del centro, el Monumento de los Fundadores del Estado de Bulgaria

Antes de emprender el viaje vimos varios vídeos en Youtube en los que decían que se accedía al monumento a pie subiendo 400 escaleras. Nosotros pusimos la localización en el GPS de la APP Maps.me y nos llevó hasta un parking gratuito que había arriba de la colina, al lado del monumento. Las dos entradas nos costaron 7 levas (3,50€) y nos dejaron un carpesano en español con toda la información del lugar.

Esta mole de monumento se pude ver desde 30 Km a la redonda y se inauguró en 1981 durante la época soviética para conmemorar el 1300º aniversario del Primer Imperio Búlgaro. Las esculturas que hay talladas en bloques enormes de hormigón son de los gobernantes medievales de Bulgaria y además en este espacio encontraréis el mayor tríptico-mosaico al aire libre de los Balcanes.

Información que nos dejaron con un carpesano
Entrada al monumento
Esculturas talladas en el hormigón
Ésta es una de las esculturas más impresionantes
Tríptico- mosaico más grande de los Balcanes
Visión general del monumento
Vistas de Shumen desde el monumento
Zona de acceso a pie por escaleras
Para que podáis ver la grandiosidad de las esculturas os dejo esta comparativa conmigo al lado
(para que tengáis una referencia yo mido 1,67m)
A nosotros nos encantó el lugar, también tenéis que pensar que somos un poco frikis y el arte de época comunista nos encanta como también la historia del momento en que éstos se crearon. Os recomendamos ir no sólo por la magnificencia del monumento sino también por las fabulosas vistas que hay de Shumen y las ciudades vecinas.

Era mediodía pero no teníamos nada de hambre ya que habíamos desayunado muy bien, así que decidimos seguir visitando. Continuamos nuestro camino hasta Madara, para ver su famoso relieve del Caballero de Madara (se encuentra a 1,5 Km al este de la ciudad). De camino nos entró hambre y paramos en un supermercado Kauffmann con la intención de comprar algo dentro, pero nos encontramos en la puerta con una food truck con bocadillos calientes así que no nos lo pensamos dos veces porque nos iba bien tomar algo así.

La entrada al parque donde se encuentra el Caballero cuesta 2 levas por persona. Éste fue esculpido en el siglo VIII,  se encuentra a 23 metros de altura y se representa al kan Tervel de forma victoriosa y la Creación del Primer Imperio Búlgaro. El relieve fue declarado Patrimonio Munidal por la UNESCO. Además del Caballero se pueden ver otras cosas, pero nosotros sólo vimos el relieve ya que aún teníamos un buen trozo de carretera hasta llegar al destino final de la ruta.

Relieve del Caballero de Madara
El camino hasta Balchik, donde teníamos el hotel, se me hizo muy largo, sobretodo el tramos para cruzar Varna ya que había muchísimo tráfico al ser hora punta. Nuestra primera intención era llegar a Balchik, dejar las cosas en el hotel e ir a ver la puesta de sol en el Cabo Kaliakra, pero hubo un cambio de planes. Al hacer el check in la recepcionista nos dijo que nos podía cambiar la habitación si queríamos, ya que por el mismo precio y los servicios contratados (cena y desayuno) nos podía dar una suite. ¿Podéis imaginar nuestra respuesta? Efectivamente... fue un sí rotundo. Subimos a la habitación y flipamos un poco.

Teníamos un pequeño pasillo de entrada y a mano derecha un aseo, seguidamente llegábamos a la habitación dividida en dos ambientes. Por una parte una sala de estar con sofás, una tele y un escritorio, y por otro lado la cama. A mano derecha de la cama encontramos otro baño, éste completo, y finalmente un balcón con vistas a la piscina.

Entrada a la habitación
Aseo de la entrada
Zona del salón
Zona de la habitación
Baño completo
Vista de la piscina desde la habitación
Así que cambiamos de planes. Fue un día bastante cansado de coche y preferimos dejar el cabo para otro futuro viaje y relajarnos en la piscina, ya que nos lo merecíamos.
Después del baño fuimos a cenar. La cena consistía en un buffet libre con ensaladas, pasta, carne, pescado, postres... todo estaba delicioso. Bajamos pronto para evitar la marabunta de gente, hicimos bien porque cuando terminábamos empezó a llegar todo el mundo.

Cuando terminamos de cenar fuimos a dar una vuelta por una calle que llevaba al jardín botánico, que plagada de puestecitos en los que vendían artesanías. Nosotros íbamos en busca de un local para hacer una copa pero no encontramos nada interesante.  Lo que sí que hicimos fue jugar una partida de air hockey (24 levas = 1 €) y fuimos a un supermercado donde compramos algo de bebida para tomarnos una copa relajados en nuestra habitación.

Esta tarde de relax nos dio la vida, ya que llevábamos un ritmo bastante bastante alto, y echar el freno a veces es recomendable. La próxima jornada recorreríamos toda la costa del Mar Negro, visitando pueblecitos y disfrutando de paisajes preciosos, para terminar de nuevo en el centro del país.

De todos los lugares que visitamos a lo largo de la jornada queremos destacar el Monumento de los Fundadores del Estado de Bulgaria. La mole de hormigón y todas esas esculturas talladas en ella hacen que cualquiera de los que lo visitan se queden sin habla. Parece que los fundadores, con esos ojos penetrantes, tengan que cobrar vida y se echen a andar en un momento u otro. 

Mapa ruta 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...