miércoles, 3 de agosto de 2016

Paseo entre lagos - Parque Natural de Plitvice Jezera

Plitvice Jezera - Glo Ribas - Plitvice Jazera - Croacia 2016
El Parque Natural por excelencia de Croacia es, sin lugar a dudas, el Parque Natural de los Lagos de Plitvice.

Este precioso lugar fue merecedor del título de Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1979  y no deja indiferente a nadie que lo visita. Cascadas, lagos, aguas cristalinas, árboles, animales... configuran este idílico paraje que bien merece reservarle un día para su visita.

A continuación os contamos las claves para poder pasar un día de ensueño rodeados de naturaleza.


INFORMACIÓN GENERAL
  • Acceso
El Parque Natural de los Lagos de Plitvice cuenta con tres entradas. Cada una de ellas está debidamente indicada en la carretera y cuentan con un parking. En dichas entradas hay diferentes casetas con información y, algunas, destinadas a la venta de entradas. Hay grandes carteles con grandes mapas del Parque en el que se muestra la ortografía del terreno y las distintas rutas a pie que se pueden hacer.
Desde estos accesos salen los buses gratuitos del parque que te trasladan a las otras entradas.
  • Horarios
Los horarios para poder visitar el Parque Natural son muy amplios y eso beneficia a los visitantes para que no se concentre todo el mundo a una misma hora, aunque, aún y así, a partir de las 11h es cuando se nota más presencia de visitantes. Estos horarios van des de las 7h hasta las 20h (hasta las 22h el parking) y los buses empiezan a circular a partir de las 8h y dependiendo de la estación terminan antes o después el servicio. Os dejamos el link para que lo podáis consultar (final de la página web).
  • Precios
Los precios varían dependiendo de la época del año que visitéis el parque. En temporada alta (Julio/Agosto) la entrada para adultos son 180kn; las entradas para estudiantes son 110kn; y para niños entre 7-18 años 80kn.

Si visitáis el parque en otra época del año y queréis consultar el precio haced click en este link.
  • Web
Si os surge cualquier otra duda o queréis más información sobre el parque haced click en el link.

VISITA AL PARQUE NATURAL DE PLITVICE JEZERA

Lo mejor que podéis hacer para visitar el parque es llegar a primera hora de la mañana. Éste abre a las 7 de la mañana por la cual cosa si llegáis a las 8, como fue nuestro caso, es ideal para aparcar en el parking privado del parque y para poder sacar las entradas, ya que apenas hay cola.

Como hemos dicho anteriormente hay 3 entradas al parque. Recomendamos que os dirijáis a la entrada 2 y desde allí cojáis el autobús gratuito del parque para que os lleve a la entrada 3 para empezar desde allí el recorrido. Si lo hacéis de esta manera todo el paseo será en bajada y no os cansaréis tanto como si lo hicierais de abajo a arriba.



En la misma parada del autobús veréis distintos mapas marcados con letras en el que se os proponen distintos paseos con el tiempo medio de duración y la distancia que se recorrerá. Por la cual cosa dependiendo del tiempo y de lo que queráis ver escoged uno u otro. Nosotros nos decantamos por el paseo H que lo hicimos en 4.30h y recorrimos una distancia de 8.900m. Pensamos que este paseo era el más completo y el que nos permitiría ver de una manera más completa la zona. Para saber si vas bien solo debes seguir los carteles que te encuentras a lo largo del camino con la letra de tu itinerario.






Si queréis un mapa del parque lo tendréis que comprar en la entrada por 20kn sino podéis utilizar la entrada al parque como referencia ya que en ella va impreso el plano en un tamaño más reducido. Para tener información de los lagos y de las cascadas no os tenéis que preocupar,  lo iréis viendo a lo largo de la visita. En cada uno de ellos/as hay unos carteles de madera en el que se dan los datos básicos para que podáis tener una referencia.



Todo el recorrido lo haréis por senderos de troncos que se mimetizan muy bien con la naturaleza. Debéis ir con cuidado porque estos son irregulares y además no tienen barandillas. A las horas de máxima afluencia de gente se llenan y se forman colas ya que todo el mundo quiere admirar los lagos y las cascadas y quieren hacer fotografías. Así que id con cuidado que no os den un leve empujón y vayáis a caer al agua con las truchas.



Llega un punto del recorrido que deberéis coger un barco para que os trasladen a otro punto. Será en este momento cuando los trabajadores del parque os pidan la entrada para poner un pequeño sello encima del dibujo del bote, para marcar conforme lo habéis cogido. La entrada se tiene que llevar siempre encima por si te la piden en algún momento, pero no fue nuestro caso.


Cuando desembarcas te encuentras con una gran zona de descanso con largas mesas, un restaurante, puestos de comida y baños. Nosotros descansamos un poco para seguir el último tramo de la caminata que no era especialmente largo pero si que ya la afluencia de visitantes se notaba.



Hasta el punto final del recorrido, que es la puerta 1, no es demasiado largo pero, como digo, la gran afluencia de visitantes -muchos empiezan el recorrido en el que seria nuestro punto final- hace que las plataformas se invadan de personas y el ritmo se ralentice, en consecuencia se hace más pesado.


Al llegar al final del recorrido, y tras ver la Gran Cascada, toca subir una gran cuenta hasta la parada de autobuses del parque. Éste nos dejo en la entrada 2, donde empezó la excursión. Una vez allí nos trasladamos a las oficinas del parque para pagar el parking. En las casetas, al menos cuando estuvimos nosotros, sólo se puede pagar en efectivo. Los 20 primeros minutos de estacionamiento son gratuitos, a partir de aquí cada hora vale 7Kn. Creemos que no es un precio desorbitado por ser el lugar que es. En esta zona encontraréis, además de las diferentes casetas de información y compra de tickets, un restaurante para empezar o acabar con fuerzas la visita.

Las normas de parque son muy estrictas y, entre muchas de las cosas que no se puede hacer, lo más importante es que no os podéis bañar. En muchos tramos, y si os toca sufrir un día de calor, dan ganas de tirarse al agua para refrescarse pero viendo como está de cuidado, y la gran biodiversidad de especies que viven en las aguas cristalinas, entiendes el por qué está prohibido.


Para finalizar os recomendamos que llevéis ropa y calzado cómodo (si pueden se bambas mejor que no unas sandalias) para realizar la visita. Se anda bastante y lo mejor es llevar los pies bien sujetos para evitar sustos. En Plitvice hay un microclima especial, y sentiréis más frescor que en otras partes del país, pero eso no os salvará, si os hace sol, de sudar en algún que otro tramo.

OPINIÓN PERSONAL

Este trozo de paraíso en la tierra me cautivó desde el minuto 1. La tranquilidad, la calma y, a la vez, la fuerza del agua hace que te venga a la mente los mundos de fantasía, con hadas y duendes, que lees en los cuentos infantiles. 

Me gustó mucho la organización del parque. El hecho de poder escoger tu ruta según tus gustos y las ganas que tengas de andar es ideal para que la gente se distribuya por todo el parque y no se formen constantes colas desde que llegas hasta que te vas. ¡Claro que hay gente! ¡y mucha! pero con estas opciones que se te plantean desde un principio te permite disfrutar del paisaje y de la naturaleza con más armonía.

Parece una tontería pero las plataformas de troncos de madera me encantaron. No te dan la sensación que la mano del hombre las haya creado sino que, al integrarse tan bien con el paisaje, da la sensación que el mismo parque fuera el responsable de ponerlas.

Es impresionante como es de transparente el agua de los lagos. Sí que cuando te lo dicen te puedes hacer una idea mental pero hasta que no estás allí , y puedes ver que todo el fondo es tan claro como lo que tienes delante de tus narices, no te das cuenta de la pureza de sus aguas.

El único factor que lo veo como negativo es la poca presencia de personal del parque a lo largo de los paseos. La gran mayoría de personas respetan las normas del parque pero otros muchos prefieren saltárselas para tener una buena instantánea o para ver como se acercan los peces a comer un pedazo de pan que han lanzado al agua. Son factores que, personalmente, me ponen bastante nerviosa y el no poder hacer nada, porque no tengo la autoridad para hacerlo, me frustra bastante.

El Parque Natural de Plitvice es uno de los lugares que se deben visitar al menos una vez en la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...