domingo, 6 de marzo de 2016

Día 13: New York: El último día

Avenida de las Américas, Glo Ribas, NYC 2015
Sábado, 1 de agosto 2016

Todo lo bueno por desgracia llega a su fin... y este fue el día que terminaba el viaje... Este último día lo dedicamos en ir a comprar cuatro cositas que nos queríamos llevar para casa y para dar un último paseo por la ciudad y acabar de retener en la mente todos esos rincones que no queríamos olvidar.
Después de tomar nuestro último desayuno en el hotel, bajamos las maletas a recepción para hacer el check out y pedir si nos las podían guardar hasta que nos fuéramos por la tarde. No nos pusieron ningún impedimento y salimos para realizar nuestras últimas compras.

La primera parada fue en el OMG - The Jean Store. Es una tienda outlet de diferentes de marca de ropa. Lo mejor de aquí son los vaqueros de la marca Levis. En el primer viaje me probé unos de éstos y fui tonta de no comprarlos... así que llevaba 4 años con la espinita de los pantalones. Esta vez no volvía de Estados Unidos sin unos... se nota muchísimo en el precio en comparación con aquí España así que si os gustan este tipo de pantalones no dudéis en compraros unos. Al entrar en la tienda los dependientes se esfuerzan para hablar contigo en castellano, te preguntan tus gustos y te sacan mil pantalones para que te los pruebes con calma y tranquilidad... Los que me conocéis sabéis que odio probarme ropa y creo que en esta tienda batí mi récord personal porque si no me probé 15 pantalones no me probé ninguno. Al final encontré mis tejamos ideales y me los compré (María también cayó en la tentación y se compró otros). Me costaron unos 45$ más o menos la mitad de lo que se pagarían aquí por unos.
Encontraréis tiendas OMG por todo Manhattan, a la que yo fui estaba en la 38th street con la 8 Ave.

Después de comprar los vaqueros nos fuimos hasta Times Square. Allí compramos la mayoría de souvenirs para la familia y amigos. Hay tiendas enormes en las que encontraréis de todo y a buen precio. Así que si no habéis ido comprado nada a lo largo de los días que ha durado vuestro viaje no dudéis en ir a estas tiendas.

Últimos momentos en Times Square
Una vez todo comprado nos quedaba bastante tiempo libre antes de ir a comer alguna cosa y decidimos ir a dar un último paseo por la 5 Ave. Entramos a distintas tiendas de ropa y librerías, sólo para chafardear un poquito.

Paseando por la 5a Avenida
Sobre la 13h decidimos ir a comer, no es que tuviéramos hambre pero teníamos que ir hasta el aeropuerto y luego seguro que no tendríamos demasiado tiempo. Así que para terminar el viaje por todo lo alto volvimos al Ellen's Stardust Dinner. Escogimos un par de platos grandes para compartir entre los tres. Disfrutamos de la música en directo y, como no, comimos muy bien.

Comiendo en Ellen's Stardust Dinner
Salimos del Ellen's y fuimos a las puertas del teatro donde representan el musical de Wicked. Es una obra que conozco por el libro en el que está basado y me encanta... espero poderlo ver en otro futuro viaje a la ciudad.

Con el cartel de Wicked
Ahora sí... tocaba ir despidiéndose de la ciudad... decidimos bajar, una vez más, hasta el hotel andando para ir reteniendo estos lugares en la mente y sobretodo en el corazón... Aparecieron las primeras lágrimas por parte de María, y mías también al verla a ella aunque intentaba que no sucediera, al ver que todo esto llegaba a su fin y llegaba el momento de volver a casa...

Al llegar al hotel recogimos el equipaje, guardamos las compras y nos cambiamos de ropa para no tenerlo que hacer en el aeropuerto. Ya con todo recogido nos fuimos camino a Penn Station y allí le dijimos adiós al Empire State y de nuevo... la llorera (jajajaja! Lloramos más que Marco buscando a su madre!!!)

En la estación compramos los billetes para ir a Newark, 2 adultos y uno de niño (estos no ponen hasta que edad es la limitación infantil... ahora entenderéis porque lo digo). Y nos llevamos 3$ de propina porque una mujer salió pitando y dejó su cambio en la máquina. No tuvimos que esperar demasiado en el andén hasta que llegó  nuestro tren. Subimos, nos sentamos y al cabo del rato llegó la revisora con cara de pocos amigos. Nos mira los billetes y pregunta la edad de María, le decimos que 15 y nos dice que ese billete no es para ella que tenemos que abonar 4$. La chica se va diciendo que en un rato vuelve a buscarlos... ¡aún estamos esperando a que venga!

Al llegar al aeropuerto fuimos con el tren lanzadera hasta la terminal para poder embarcar las maletas y hacer el control de pasaportes. Sorprendentemente fue bastante rápido y no encontramos demasiada gente por delante nuestro lo que nos permitió luego dar un paseo por la terminal, hacer un café en el Starbucks y embarcar.

Tren lanzadera
Aeropuerto de Newark
El vuelo de retorno a casa fue bastante bueno... vimos alguna que otra peli, comimos algo de lo que nos trajeron pero sobretodo dormimos porque estábamos reventados...

Volando hacia casa
Después de 8h de vuelo llegamos a Barcelona. Pasamos el control de pasaportes y comprobamos que el ambiente es muchísimo más relajado y amable en comparación de Estados Unidos. Una vez recogimos las maletas salimos y nos encontramos con mis padres que estaban ansiosos por vernos y abrazarnos. De vuelta a casa les explicamos el viaje y fuimos respondiendo a todas las preguntas que nos hacían, que no eran pocas...

Y aquí se pone punto y final a la aventura por Estados Unidos. Un viaje espectacular con la mejor compañía que se puede tener y con la emoción de hacer el sueño de mi hermana realidad. 
Muchas gracias a todos los que habéis ido leyendo todas estas líneas, deciros que ha sido un placer compartir y recordar con vosotros estos momentos tan especiales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...