lunes, 18 de enero de 2016

¿Qué ver en Milán en un día?

Recortes del Duomo - Glo Ribas -  Milán 2015
Milán es la segunda cuidad más grande de Italia y nosotros tuvimos la oportunidad de pasear por ella durante un día en nuestro último viaje del 2015. Durante nuestra visita nos quedaron muchas cosas en el tintero pero creemos que vimos lo principal para podernos hacer una idea de ella. 

A continuación os dejamos el paseo que realizamos por la ciudad y esperamos que os sea de utilidad si la visitáis.

PASEO QUE RALIZAMOS



STAZIONE CENTRALE

Es la principal estación de trenes de Milán y una de las más importantes de Europa. Se inauguró oficialmente en 1931 con la misión de substituir la antigua estación datada en el 1894.
De esta segunda estación, la primera pierda la colocó el Rey Vittorio Emmaunelle III en 1906. Y fue en 1912 cuando se dio el ganador del concurso para la construcción del proyecto y el ganador fue Ulisse Stacchini.
Su construcción fue lenta ya que se realizó durante la 1ª Guerra Mundial y el proyecto fue cambiado por Mussolini por una construcción más majestuosa para representar el poder del régimen fascista. Después de mucho tiempo de estar paradas las obras, se reanudó la construcción en 1925. No tiene un estilo arquitectónico definido, es una mezcla Art Nouveau-Art Decó

Si os gustan las estaciones de tren no os podéis perder por nada del mundo ésta porque es preciosa. De todas las que he visto, que no son pocas, la de Milán es la que más me ha sorprendido. Os recomendamos ir de la estación hasta el Duomo en metro, los tickets se compran en los estancos que hay en la misma estación.

Fachada principal
Hall de entrada
DUOMO

Si por algo destaca Milán es por su impresionante Duomo. Creo que si digo que es sublime no me quedo corta al describirlo con una sola palabra. Si visitáis Milán no os quedéis solo con verla por fuera, entrad y alucinar con su interior.
Visitar la Catedral sale por 2€, pero hay entradas combinadas para ver más espacios, pero nosotros por el tiempo que teníamos preferimos ver sólo la iglesia. Las entradas las podéis comprar a la derecha de la fachada principal en unas taquillas o sino bajo los pórticos del edificio que hay frente al ábside.

Es una catedral gótica y es la sede episcopal de la Archidiocesis de Milán. Es una de las iglesias de culto católico más grandes del mundo. Es una iglesia de 5 naves con transcepto, coro y un ábside central. El edificio era de ladrillo recubierto de placas de mármol.

Fachada del Duomo
Interior de la catedral
GALLERIA VITTORIO EMMANUELLE II

La Galleria Vittorio Emmanuelle II es un edificio configurado por 2 arcadas perpendiculares con bóveda de vidrio y hierro fundido que al cruzarse forman un octógono coronado por una cúpula.

Este edificio conecta la Piazza del Duomo con la Piazza della Scala. Fue diseñado en 1861 y se construyó entre 1865-1877 por Giuseppe Mengoni. Estas galerías fueron el prototipo de las galerías comerciales que se construirían en el siglo XIX pero las de Milán son más grandes que las que se construyeron después.

Cuando las visitamos estaban repletas de personas ya que era un día festivo en Milán (7 de diciembre) aunque imagino que vayas cuando vayas siempre habrán personas. Al entrar me recordaron a las galerías que visitamos en Bruselas ya que tienen la misma estructura arquitectónica. Al ir en época navideña, en el centro de las dos arcadas, había un precioso árbol de navidad. En ellas además de encontrar tiendas de marcas lujosas también encontraréis  la oficina de turismo (justo al lado de la puerta que desemboca a la Piazza della Scala).

Galleria Vittorio Emmanuelle II
TEATRO ALLA SCALA

El teatro alla Scala es el teatro de opera más famoso del mundo. No es el teatro original ya que donde se encontraba originalmente se incendió en el 1776 y se perdió. Los propietarios de los 90 palcos pidieron al archiduque Fernando de Austria que durante la construcción del nuevo teatro se les diera un espacio provisional para poder seguir con las actuaciones.

El lugar donde encontramos el actual teatro había antiguamente la iglesia de Santa Maria della Scala. Ésta se desconsagró y se derrumbó y en los mismos terrenos se levantó el actual edificio en un periodo de 2 años. El teatro fue inaugurado el 3 de agosto 1778 con el nombre "Nuovo Regio Ducal Teatro alla Scala".  Como todos los teatros de la época también fue un casino durante una temporada.

Cuando estuvimos todo el alrededor del teatro estaba vallado ya que ese mismo día, en motivo del patrono de la ciudad y como tradición, se inauguraba la temporada de opera. Personalmente me decepcionó un poco el edificio ya que me esperaba un teatro imponente como el Liceu de Barcelona, la Fenice de Venecia o la Staatsoper de Viena y por al contrario... es una edificación más sencilla y más "pequeña". Pero aun y así es un imprescindible si vas a la ciudad.


Teatro alla Scala
CASTELLO SFORZESCO

Este castillo se encuentra en el casco antiguo de Milán y actualmente alberga el museo de arte. La construcción original se inicia en el siglo XIV y en el 1450 Francesco Sforza lo reconstruye. Con los años y las generaciones venideras también lo fueron modificando. Durante toda su historia han querido destruirlo varias veces pero no lo han conseguido. Tiene una planta cuadrangular, con 4 torres angulares y en la parte norte del complejo encontramos el Parque Sempione.

Es un espacio interesante y bonito para pasear tranquilamente. No nos esperábamos ver un castillo de este calibre en Milán y nos gustó mucho poder pasear por el patio de armas y admirar las torres y la edificación.

Castello Sforzenco
SANT’AMBROGIO

Es una de las basílicas más antiguas de la ciudad. Está dedicada al obispo Ambrosio y es un monumento que representa la época Paleocristiana y Medieval de la ciudad. El edificio está construido con ladrillos de diferentes colores, piedra y yeso blanco. Es una iglesia de planta basilical de 3 naves, del mismo ancho que el pórtico, con ábsides y cuadripórtico.

Las iglesias Paleocristianas son recogidas y sobrias. con grandes mosaicos en los ábsides mostrando escenas religiosas que adoctrinaban a los fieles de la época. En Sant'Ambrogio vemos todas estas características y realmente es muy interesante visitarla y pasear por su interior observando cada uno de los detalles que lo configuran.

Exterior se Sant'Ambrogio
Vista del interior desde la nave central
SAN LORENZO MAGGIORE

Se considera San Lorenzo Maggiore como la iglesia más antigua de Milán. Datada del siglo IV, esta iglesia esta dedicada a San Lorenzo y fue construida con restos de yacimientos romanos, muy probablemente de un antiguo anfiteatro.
El edificio es de planta cuadrangular con 4 semicírculos anexados formando las capillas. De estas 4 capillas la más importante es la de San Aquilino. Su interior es de mármol y decorado con mosaicos bizantinos del siglo IV.
En el exterior encontramos 16 columnas romanas del siglo III pertenecientes a la ciudad romana de Mediolanum las cuales son llamadas: las columnas de San Lorenzo. Frente a la puerta de acceso encontramos una copia de una escultura romana del emperador Constantino, primer emperador cristiano.

Es un lugar muy recomendable de visitar ya que hay un contraste brutal entre el exterior y el interior del edificio. Es cruzar la puerta de entrada y quedarte con la boca abierta al ver la magnificencia de esta pequeña iglesia. Vale la pena pasear por sus capillas laterales y sentarte en los bancos de la zona central para descansar y contemplarla.

Fachada de San Lorenzo Maggiore y la escultura de Constantino
Interior de San Lorenzo Maggiore
LA ZONA DE NAVIGLI

La zona de Navigli es la confluencia de los 2 canales aun existente en Milán en la zona de la Dársena. Antiguamente esta zona era el principal puerto fluvial de Italia en el siglo XIX. La ciudad de Milán estaba repleta de canales hasta que en 1930 se vacían y tan solo se deja el Naviglio Grande y el Naviglio Pavese que reciben agua del río Ticino.

Desgraciadamente esta zona no la pudimos descubrir a fondo por falta de tiempo pero lo poco que pudimos ver nos encantó. Nos quedamos con las ganas de pasear por las calles colindantes a los canales ya que por lo que nos comentaron era la zona del barrio bohemio de la ciudad. Así que nos queda pendiente para la próxima vez que vayamos a Milán.

Naviglio Grande
Como podéis ver, es un tour rápido para ver lo imprescindible de la ciudad. Hay muchos más lugares por ver pero si vais de paso a la ciudad, como nosotros, éste es un muy buen paseo para haceros una idea de lo que hay y para tentaros a ir una segunda vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...