domingo, 27 de diciembre de 2015

Día 9: New York: Tribeca - Soho - Nolita - Musical


Tribeca Lights -  Glo Ribas - New York 2015
Martes, 28 de julio 2015

Este noveno día de viaje se presentaba, en papel, bastante movido pero al final resultó ser bastante light y tranquilo, después de tanto andar los días anteriores necesitábamos un poco de tranquilidad.
En el capitulo de hoy os llevo a recorrer Tribeca, a pasear por las maravillosas calles del Soho y para terminar nos vamos a ver un musical en Broadway. ¿¿No tiene mala pinta el dia verdad?? ¡¡Pues vamos a ello!!
Como ya era habitual en el viaje el despertador sonó a las 7 de la mañana, nos arreglamos y desayunamos en el buffet del hotel. Mientras desayunábamos repasamos el planning previsto para el día y decidimos hacer unas modificaciones.

Cuando terminamos de comer nos dirigimos a Times Square para comprar las entradas para ver un musical en Broadway en TKTS (bajo las famosas escaleras de color rojo). Ir con ojo y que no os pase como nos pasó a nosotros... estuvimos más de una hora esperando frente a la pantallita para ver precios y comprar las entradas y no salia nada, solo unas horas... deducimos que esas eran las horas que había espectáculo pero al ver que no había ningún tipo de movimiento en las taquillas, sólo en la que era para comprar las entradas a precio completo, sin descuento, decidimos preguntar... Las horas que aparecen en las pantallas son las de apertura de las taquillas para comprar las entradas con descuento... ¡ya podíamos estar esperando!

Así que sacamos el planning que llevábamos impreso y remodelamos el día un poco más de lo que habíamos hecho durante el desayuno. Decidimos ir a buscar el metro para dirigirnos a Tribeca,
Nos bajamos en la parada de metro Franklin St (línea roja) y salimos dirección N Moore Street y de golpe y  porrazo nos encontramos enfrente de la Estación de Bomberos de la película Los Cazafantasmas. Queríamos ir a verla, ya sabéis que tenemos un punto freak, pero encontrárnosla de morros por sorpresa fue genial!

Estación de bomberos en el 13 N Moore Street
Grafitis que hay en la acera de la Estación
A continuación nos dirigimos a ver las casas de Harrison Street son 8 casas adosadas construidas entre 1804-1828 y son una muestra de arquitectura federal. De las 8 casas 6 de ellas su ubicación original estaban a dos calles más allá, en un tramo que ya no existe. Sólo encontraremos de construcción original los números 31 y 33 de esta calle.

Las casas de Harrison Street
Una de las dos casas originales
A continuación nos dirigimos hacia Spring Street dando un paseo. En esta calle encontramos el New York Fire Museum el cual teniamos muchas ganas de visitar. Es una antigua estación de bomberos reformada como museo. Una vez entras compras la entrada en el mustrador que hay rodeado de merchandasing de los bomberos de Nueva York. La entrada cuesta 8$ los adultos y 5$ los niños. (menores de 12 años).
Es un museo muy interesante ya que hace una retrospectiva a la historia de los bomberos de Nueva York mostrando coches, objetos, documentos, fotografías... relacionadas con este mundo. Si queréis visitar un museo totalmente diferente a lo que normalmente estamos acostumbrados a conocer de la ciudad os recomiendo que vayáis a éste.
NY Fire Museum, 278 Spring Street
Placa de la entrada con el horario del museo
Coche de bomberos
Espacio dedicado a rendir homenaje a los bomberos fallecidos en el 11S
Casco
Escudos de cuerpos de bomberos de todo el mundo
Despues de este paseo por Tribeca nos fuimos a dar un paseo por el Soho. Decidimos realizar la ruta que marca la guía de la ciudad de Lonely Planet pero en sentido inverso al que proponía ya que por situación nos iba mejor.

Nuestra primera parada fue el Haughwout Building. Este edificio fue el primero en tener un ascensor de vapor desarrollado por Elisha Otis. Es el paradigma de la arquitectura del hierro colado. Tal y como dice la guía no os perdáis lel reloj de hierro que hay en la fachada.

Haughwout Building
Reloj de hierro
En la acera opuesta al Haughwout building, un poco más arriba, nos encontramos con el Singer Building. Es una de las construcciones de hierro fundido posterior a la Guerra de Secesión. Este edificio sirvió de almacén de la famosa marca de máquinas de coser.

Singer Building
En este tramo de Broadway Street encontraréis multitud de tiendas de marca, igual que en las calles colindantes, en muchas encontraréis buenos precios para hacer 4 compras pero en otras la cuantía es prohibitiva pero, aun y así está bien entrar en ellas y chafardear un poco.

Nuestra siguiente parada fue la Old St Patrick's Cathedral que se encuentra en el 260-264 de Prince Street. Aunque cuando escuchemos St Patrick's Cathedral nos viene, automáticamente, la imagen de la iglesia de la 5a avenida cabe decir que esta fue la primera parroquia durante los años 1809-1815. Es de estilo neogotico y se encintra en Nolita. Según leímos su interior es impresionante pero no pudimos acceder a él porque el edificio estaba en obras.

Old St Patrick's Cathedral
Llegados a este punto estábamos muertos de calor ya que era uno de los días que más hacía así que buscamos una farmacia (por si no lo sabéis en las farmacias además de vender medicamentos venden comida y bebidas... sí todo muy irracional) para compararnos una coca-cola y recobrar un poco de azúcar.

Después de recobrar un poco de fuerzas visitamos el último edificio que había en el paseo, el Cable Building. Es de estilo Beaux-Arts y fue construido en 1894 y su principal función era ser la central electrica  para el Broadway Cable Car.

Cable Building
Después de verlo todo esa zona nos miramos, agobiados de calor, y decidimos volver a Times Square para ir hacer cola para mirar el precio de las entradas de los musicales y decidir si ese día lo veríamos o no.

Una vez llegamos volvimos a mirar la pantallita y vimos que no estaban mal los descuentos y decidimos ponernos hacer cola. Como que aun no habían abierto y hacia un sol terrible decidimos hacer turnos porque al menos dos se resguardaban del sol. Teniamos como preferencias: los Miserables, Chicago y finalmente el Fantasma de la Opera. Al cabo de un buen rato David vino con las entradas y conseguimos ir a ver... Los Miserables!!! Mi hermana y yo no podíamos estar más contentas porque era nuestra mayor prioridad.

Mientras esperabamos a David hablamos con una "institución" de Times Square, la Naked Girl. Es una señora mayor que se pasea desnuda por Times Square con una guitarra y te canta canciones o te pide hacerte una foto contigo, a cambio de una propina, claro. Nos metió un rollo impresionante a mi hermana y a mi... pero bueno la pobre era agradable.

Naked Girl, foto tomada en 2011
Una vez con las entradas en las manos nos fuimos a comer. Esta vez decidimos ir al McDonalds que hay en Times Square. Ya era tarde y nos daba bastante palo ponernos a buscar un sitio que estuviera bien. Mientras comíamos decidimos que después de comer fuéramos al hotel a cambiarnos a descansar y a cambiarnos de ropa para ir al teatro. en teoría teníamos que ir a China Town pero no nos daba tiempo y Maria nos confesó que no le hacía demasiada gracia. Por mi mejor porque en el primer viaje me agobié tanto que tuve que huir en busca de calma en calles colindantes.
De camino al hotel miramos donde estaba el teatro para ir luego directamente y no tener que dar vueltas y por sorpresa vimos que estaba al lado del hotel nos alojamos la primera vez y al lado de la Iglesia de la Cienciología.

Iglesia de la Cienciología.
Sobre las 18:30h llegamos al Imperial Theater. Habia un montón de gente en la puerta. Entramos y fuimos a buscar nuestra localidad. Fue una gran sorpresa porque estábamos en platea!! A David se lo comentaron durante la compra de las entradas pero al haber bastante ruido no se enteró demasiado... La alegría que nos llevamos los tres al ver como de buenas eran las entradas no tenia precio.

Puerta del teatro
Sentadas en nuestras butacas
Qué decir del espectáculo... simplemente ¡¡SUBLIME!! La puesta en escena maravillosa, los actores formidables, la música preciosa... Cantamos y lloramos a partes iguales... sí somos unas frikis! jajaja Si os gustan los musicales os lo recomiendo al 100% porque de todos los musicales que he visto en directo, y no son poco, para mi es el mejor de todos con diferencia.

Después del musical salimos del teatro y bajamos andando hasta el hotel. Por el camino compramos Maria y yo fruta en un Deli y David compro un par de trozos de pizza.

Como habéis leído no fue un día demasiado estresante y pudimos descansar bastante el ratito del musical. Siempre va bien tener un día más light en todos los viajes proque te permite recobrar fuerzas.

En el próximo capitulo os llevaré a conocer la High Line, Meatpacking y el Village, no te lo pierdas porque seguro que ¡te va a gustar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...