martes, 15 de septiembre de 2015

Día 3: Chicago - Zona norte del Loop - Lincoln Park - Navy Pier

The Windy City - Glo Ribas - Chicago 2015
Miércoles, 22 de julio de 2015

Sin darnos cuenta llegamos al tercer día del viaje. Éste lo dedicamos a ver toda la zona norte del Loop y luego nos liamos a andar hasta el Navy Pier. En este post os daré varios consejos para conocer algunas partes de Chicago de manera low cost. ¿Qué cuáles son estos consejos? ¡Tendréis que seguir leyendo para saberlo!
El jet lag aun me afectaba y a las 6 de la mañana ya estaba con los ojos como platos, David y Maria seguían durmiendo, así que aproveché para mirar lo que había planeado hacer hoy con el mapa que nos dieron en la Tourist Information. Una vez todos despiertos, desayunamos y nos pusimos en marcha.

Nos dirigimos hacia la zona norte de la ciudad. La primera parada fue en el 40E Erie Street en la Ransom R Cable House. Esta casa de estilo románico construida en 1886 por Cobb y Frost para la sociedad Ransom R Cable.

Ransam R Cable House
Enfrente de la Ransom R Cable House encontramos la Saint James Cathedral. Es la iglesia madre de la Iglesia Episcopal de los Estados Unidos de la Diocesis de Chicago, es la iglesia más antigua de la Comunión Anglicana fundada en 1834. Fue una pena no poder entrar, porque además de estar en obras, estaba cerrada a esas horas de la mañana pero pudimos verla por fuera.

Exterior de Saint James Cathedral
Seguimos andando unas manzanas más arriba y encontramos la Holy Name Cathedral. Esta iglesia reemplazó la Catedral de Santa Maria y la Iglesia del Santo Nombre ya que fueron destruidas tras el Gran Incendio. Pensábamos que no podíamos entrar, ya que nos aproximamos a ella por un lateral y no había nadie, pero no fue así, entramos y alucinamos con su interior inmenso de madera. Si podéis ir a verla porque no deja indiferente a nadie. En la fachada principal a la derecha de la puerta principal encontraréis un agujero en la piedra, este es una bala perdida que fue disparada por uno de los secuaces de Al Capone. Se dice que si introduces el dedo trae suerte... y como no, para no perder la tradición, lo hicimos.

Lateral de la iglesia
Vista del crucero
Nave central de la iglesia
Fachada principal de la Holy Name Cathedral
Agujero de la bala en la fachada de la catedral
Seguidamente nos fuimos a la zona de la Water Tower, donde habíamos estado el día anterior. Como que ya vimos la zona decidimos entrar a dar una vuelta en el centro comercial que hay justo enfrente de la Water Tower porque sabíamos que había una Lego Store. Así que fuimos a ver la tienda, que en los escaparates tenían reproducciones a escala de los edificios más importantes de la ciudad, y luego entramos en la locura de las American Girls. Es una tienda de muñecas donde las niñas, y las no tan niñas, pueden crear una muñeca lo más parecidas a ellas y en la que se venden multitud de complementos. Además, y no va en coña, dentro de la tienda hay un bar y un salón de belleza para las muñecas. Nos quedamos alucinados cuando vimos una larguísima cola frente a un mostrador donde había mínimo 10 chicas con una minisilla de peluquería donde recostaban a las muñecas y las peinaban tal y como querían las niñas... ¡alucinante!

Escaparate de la Lego Store
Reproducción en Lego del Hancock
Una de las vitrinas de muñecas de la American Girl (Dan miedo, eh?)

Las American Girls Bailarinas (no se si aprecia pero los precios de los vestiditos oscilan entre los 20$ y 34$)
Zona del salón de belleza
Tras salir impactados de esta tienda de muñecas nos dirigimos a la Fourth Presbyterian Church que se encuentra justo enfrente del Hancock Building. Primero visitamos el claustro que se encuentra en plena Magnificient Mille, no es muy grande pero tiene un encanto precioso. Seguidamente entramos a la iglesia por la entrada de la Magnificient Mille. La iglesia es mucho más sencilla que la Holy Name Cathedral pero no por eso menos bonita. 

Fourth Presbyterian Church
Claustro
Interior de la iglesia
Seguidamente nos fuimos al Hancock Building. Antes de iniciar el viaje estuve consultando varios blogs y leí que había la posibilidad de ahorrarte la entrada de 19$ subiendo al bar del edificio y tomarte algo. Pensábamos que no podría ser tan fácil ni que nos ahorraríamos tanto pero probamos a ver si colaba. En los blogs leímos que teníamos que acceder al edificio por Chesnut street y de ahí tomar los ascensores para ir a la planta 96. Entramos y preguntamos para ir al bar y nos indicaron otra entrada, esta se encontraba en la calle paralela, Delaware Street. 
Una vez en el vestíbulo debéis girar a mano izquierda y encontraréis a alguien del edificio que os preguntará donde queréis ir. Nosotros le contamos que queríamos subir al Lounge Bar a tomar algo. Nos pidió los pasaportes, creo que apunto nuestros nombres aunque no lo recuerdo bien, y nos pidió que le enseñáramos el interior de nuestras mochilas. Nos dio el Ok y nos acompañó al ascensor y nos dijo que pulsáramos el botón de lounge bar. Y en cuestión de segundos... Se abrieron las puertas y ¡nos encontramos con el espectáculo de las vistas de Chicago! Una vez salís del ascensor tenéis que girar a mano derecha y llegaréis al bar. Allí un camarero os acompaña a la mesa, la nuestra estaba justo al lado del ventanal, y os dice que queréis tomar. Nosotros optamos por una cerveza y dos Pepsi. Estar sentados, sin nada de agobios de la gente y relajados tomando algo a esas alturas es realmente un lujo. 
Cuando terminamos de descansar y de tomar nuestras bebidas pedimos la cuenta... No las teníamos todas con nosotros ya que creíamos que nos ibamos a quedar fregando platos pero... ¡sorpresa! Las tres consumiciones nos salieron por 21$. Si que no es un precio barato como si te tomaras algo a pie de calle pero estando en el lugar donde estabas y si lo comparas con el precio de subida al mirador (donde tienes que hacer cola, estar de pie apretujado entre turistas y sin poderte tomar nada) está más que bien ya que la entrada sale por 19$. Así que yo os recomiendo esta opción para subir a la torre Hancock.
Ah! Me olvidaba! Chicas no os olvidéis de ir al baño! Hay un regalo para todas nosotras que los chicos no lo tienen... unos ventanales espectaculares en el que ¡¡¡las vistas son fabulosas!!! También lo leí en los posts de los blogs que consulté pero pensaba que se trataba de otros baños pero cuando fui al baño... ¡me quedé de piedra! Empezamos hacer fotos como unas loca mi hermana y yo y al cabo del rato recordamos que habíamos dejado solo a David en el bar... así que nos despedimos de ellas y fuimos a encontrarnos con él.

Hancock Tower
¡Esperando el ascensor!
Vistas des del piso 96
¡Qué bien nos sentó el refrigerio!
¿No me digáis que las vistas des del baño no son bonitas?
Maria en su rascacielos favorito de Chicago
Nos quedamos de piedra al ver como subía la plataforma a limpiar los cristales
Después del receso nos dirigimos hacia la Newberry Libray. En teoría, por lo que leímos, se podía visitar y nosotros entramos sin pensarlo. Una vez dentro nos sentimos observados y nos extraño bastante cuando nos metimos en una sala donde había libros antiguos en cajas, por los suelos, en mesas... de golpe nos vino una mujer de la biblioteca y nos dijo que no podíamos estar allí. Hablamos con la chica que había en la entrada y nos dijo que era una biblioteca privada que no se podía visitar y sólo podían entrar las personas que estaban haciendo estudios o investigaciones de temas que ellos eran especialistas. Así que tal y como entramos, salimos.

Newberry Library
Al ver esta sala imaginaros nuestras caras...
Como que ya lo teníamos todo hecho, porque la zona de al lado del río la visitamos el día anterior, y teníamos pensado ir al Navy Pier para el atardecer, abrimos el mapa y decidimos que hacer. Vimos que más al norte había el Lincoln Park y el Zoo. Así que nos pusimos en marcha y empezamos a andar. En el mapa parecía que no había tanto trozo pero no era así y andamos por unas calles muy chulas con casas impresionantes.
Finalmente por fin llegamos al parque. Es un parque urbano que se encuentra al lado del lago Michigan y tiene una extensión de 4,9km2. Al llegar encuentras la escultura del presidente Lincoln y al lado un túnel  para cruzar a la gran extensión del parque. A esas horas, y tras haber andado un montón, ya teníamos hambre. Encontramos al lado de la entrada del Zoo un restaurante donde hacían Sandwichs, platos combinados, hamburguesas... Así que plantamos el campamento por unos minutos allí y comimos tranquilitos. Según Maria esta fue la mejor hamburguesa de todo el viaje y yo lo suscribo jeje!

Entrada del parque 
Escultura de Lincoln
¡Qué rica estaba estaba esta hamburguesa!
Vista panorámica del parque
Después de comer decidimos dar un paseo por el Zoo. El Zoo de Chicago es gratuito para todo el mundo así que, aun y no ser muy amantes de estos sitios,  decidimos dar un paseo. En los videoblogs de Alan x el Mundo explicó que los animales no estaban mal cuidados y que los espacios donde estaban eran amplios y limpios y así era pero aun y así daba un poco de penita ver según que animal más aburrido que una ostra...

Una de las zebras del zoo
Guepardo
Las instalaciones del zoo era brutales
Foto dedicada a nuestra tía Inma que es hiperfan de los hipopotomos
Cuando acabamos la visita volvimos hacia el sur. Como que el transporte público que unía esta zona con el Loop era mínimo decidimos ir andando. Esta vez cambiamos de itinerario y bordeamos el Lago Michigan. Esta zona esta pavimentada y puedes encontrar desde runners, ciclistas, bañistas... Es un paseo agradable ya que ademas encuentras las zonas de playa del lago. Nosotros nos queríamos bañar pero se nos pasó pillar las cosas para disfrutar del agua dulce del lago y tampoco sabíamos cuando podríamos disfrutar de un rato de playa.

Paseo de la playa
Olive beach
Tras la caminata llegamos al Navy Pier. El muelle mide 1010m, se construyó en 1916 para ser una instalación de carga para los pesqueros que cruzaban el lago y una zona de atraque de los barcos de vapor destinados al paseo. Esta fue una parte del plan de desarrollo del urbanista Daniel Burnham. Actualmente encontramos una zona de centros comerciales, restauración y atracciones de feria.

Acceso al Navy Pier
Interior del centro comercial
Ferris Wheel
Otra de las atracciones del Navy Pier
Skyline de Chicago des del Navy Pier
Cuando descansamos nos pusimos rumbo al hotel porque estábamos reventados. Después de ducharnos calentamos los restos de pizza de Giordano's del día anterior en el microondas y cenamos sentados en la cama.

En el próximo post os contaré todo lo que vimos en el último día  en Chicago que o dedicamos a explorar lo que está más alejado del centro. ¿Os lo vais a perder? ¡Yo no lo haría!

8 comentarios:

  1. Muy currada la entrada, la verdad que entran ganas de ir a visitar la ciudad jeje, sigue así, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carlos. Es el trcer diario de viaje que escribo en el blog y me parece interesante presentar asi la información para que os podáis hacer una idea de los tiempos y explicar de manera más precisa todo lo que se hizo en el viaje.
      Gracias por tu comentario

      Eliminar
  2. Muchas gracias por vuestros consejos, sin duda debe ser una ciudad impactante. De Chicago me atrae mucho también la música y sus locales y nada, nada los zoos, que no suelo visitar en ninguna ciudad. Por lo demás ¿qué curiosa la tienda de muñecas? Buen trabajo. Qué ganas de volar al otro lado del Atlántico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha gracias Cristina, como digo nosotros no somos tampoco de visitar zoos pero nos dimos un paseo por este ya que estabamos al lado y a entrada era gratuita. La tienda de mñecas es brutal y llega a dar miedo... es una marca muy conocida en estados unidos y la encuentras en cualquier ciudad. Las niñas se vuelven locas con ellas. Te recomiedo 100% que la visites porque es genial! un abrazo

      Eliminar
  3. Pus la verdad es que dan muchas ganas de visitar la ciudad. Menudas visitas desde el piso 96!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vistas eran brutales! Si vuelvo alguna vez quiero subir a los 442m de altura de la Willis para ver lo que se siente!
      un abrazo

      Eliminar
  4. Cuántos lugares interesantes para visitar en esta ruta por Chicago, y lo mejor, los tips para un itinerario low cost y variado. Gracias por compartir tanta información. Para guardar el favoritos. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias por tu comentario! Más low cost es imposible!! jajaja
      un abrazo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...