jueves, 20 de agosto de 2015

Día 1: Barcelona - NewYork - Chicago

O'hare Airport - Glo Ribas - Chicago 2015

Lunes, 20 de julio 2015

Después de muchos días de preparación por fin llegó el gran día, el día de volver a Estados Unidos. Si yo estaba nerviosa no os podéis ni imaginar como estaba mi hermana que era la primera vez que saltaba el charco y conocería ciudades de cine como Chicago y New York. Todos dormimos poco porque los nervios estaban a flor de piel pero por fin el sueño se volvía hacer realidad.
En este primer capitulo os contaré como fue nuestro periplo por los aeropuertos americanos y nuestra llegada a Chicago. Si no os queréis perder todo lo que vivimos, que no es poco, ¡seguir leyendo!

Empezamos el día muy pronto, a eso de las 6 de la mañana ya estábamos en pie esperando que mis padres llegaran a casa a recogernos para ir todos juntos hacia el aeropuerto. Sobre las 8 llegamos a la Terminal 1 del Aeroport del Prat y nos dirigimos a los mostradores de United. Antes de llegar a facturar las maletas una chica nos hizo las típicas preguntas que te formulan cuando viajas a USA: Dónde viajas, qué relación te une a los deferentes personas que viajan contigo, dónde y quién ha hecho la maleta... Una vez pasado este primer filtro facturamos maletas y nos encontramos con la primera sorpresa del día: David ha sido elegido para otro control especial antes de embarcar. Nos despedimos de mis padres y cruzamos el control de seguridad. 

Después de desayunar fuimos a pasar el control de pasaportes que se realiza antes de la zona de las puerta de embarque. Mi hermana estaba bastante nerviosa, no sólo por el viaje sino por todo este tema de burocracia. Lo pasamos sin ningún tipo de problema y luego David pasó el control esporádico en Barcelona, mucha espera para que luego estuvieran menos de 5 minutos con él... ¡Y por fin llega el momento más esperado! ¡Embarcamos!

¡Vamos que nos vamos!
El avión era de 3 filas y nos tocó los 3 en medio. Cada asiento tenia una pantalla táctil con juegos, música, series, pelis... Vamos todo el entretenimiento ideal para que las horas pasaran más rápido. Además nos encontramos en nuestro asiento una manta y cojín para estar más a gusto. Durante el vuelo nos ofrecieron varias veces comida y bebidas .

Ahí estamos con todo lo indispensable para un vuelo largo
Nuestra situación en el avión
El dispositivo multimedia que tenia cada asiento
El primer tentempié 
La "deliciosa" comida del avión... suerte que de postre nos dieron helado 
Llegamos a Newark a la hora prevista y salimos del avión como locos para ir a pasar el control de inmigración ya que hacíamos escala hacia Chicago. Yo estaba histérica porque mi hermana y yo pasábamos por una fila y David pasaba por otra así que me daba miedo no acabarme de entender con el policía. Pero bueno, aun y ser muy serio y hacernos muchas preguntas (muchas más que la otra vez que fui a Estados Unidos), nos entendimos bastante bien, nos puso el sello y nos dijo el tradicional "Welcome to the USA". La sorpresa vino una vez pasamos la garita... No estaba David... Miramos por todas las garitas, y nada. Nos vamos a la zona que conduce a las cintas para recoger las maletas, y nada... Así que nuestras cabezas empezaron a pensar y teníamos dos teorías: 1- Había salido antes que nosotras y al no vernos se fue a la zona de recogidas de maletas y nos esperaba allí al no estar nosotras o 2- Se lo habían llevado al cuartillo a hacerle más preguntas... Estábamos de los nervios porqué no sabíamos nada y en nada teníamos el embarque hacía Chicago... Al cabo de unos 45 minutos aparece David, efectivamente se lo habían llevado al cuartillo donde le hicieron las mismas preguntas y le comentaron que al tener un apellido latino pues que querían hacer más preguntas (la otra vez le pasó lo mismo). 
Una vez volvimos a estar los tres juntos, con nuestros papelitos sellados por la aduana, fuimos a recoger el equipaje. Sí, hacíamos escala y creíamos que el equipaje iría directo a destino pero se ve que esto sólo lo hace cuando no es escala en el primer vuelo. Si es el primer vuelo debes recoger el equipaje y dirigirte, según las indicaciones, por las filas que pone pasajeros en transito, allí encuentras a unos trabajadores del aeropuerto que te recogen el equipaje y lo vuelven a facturar. Pero antes de todo esto nos encontramos con trabajadores de United que nos dijeron que nuestro vuelo había cambiado de puerta de embarque y nos habían cambiado los asientos... ¡Suerte que nos lo dijeron! Cuando iba a entregar mi papelito de la aduana se me acerca un trabajador de aeropuerto y me pregunta si llevo alimentos en mi maleta y le digo que no. Tal cual se lo digo, en el papel que tenía que entregar, me pone dentro de un circulo en rotulador "NA" y pensé que no servía pera nada pero... ¡Error! Me hacen pasar mi equipaje por otra cinta de rayos X para ver si no llevaba semillas (encima de la cinta habían botes de muestra con garbanzos, pipas de calabaza, grano...) ¡Aluciné! A todo esto estábamos nerviosos porque el tiempo corría y sólo encontrábamos piedras en el camino.
Cuando lo pasamos, hicimos el transfer de las maletas y cuando creemos que ya vamos a las puertas de embarque... ¡Error! Teníamos que coger un tren lanzadera para ir a la terminal desde donde salía el avión y una vez allí... ¡Otro control de seguridad! Representa que habíamos salido del aeropuerto y volvíamos a entrar para embarcar. Nos hicieron un escaner corporal y a mi hermana la cachearon porque llevaba una riñonera en el interior del pantalón para llevar parte del dinero (David y yo también lo llevábamos y no nos dijeron nada) cuando nos dieron el ok.... ¡A correr! 

Como ya es normal la puerta de embarque era la última que había en la terminal, llegamos y nos encontramos que estaban haciendo el embarque de nuestro grupo. Entra David y cuando dice de pasar mi hermana nos dicen que nos esperemos. Hacemos lo que nos dicen y la mujer que esta validando los billetes entra por el Finger y cierra la puerta. Por la cual cosa David está en el avión y mi hermana y yo en tierra. Nos esperamos una media hora larga y gracias a un piloto mexicano de la compañía que volaba como pasajero nos explicó lo que pasaba y estuvimos el rato de espera de charla con él. Al no ser un problema importante nos relajamos y esperamos a que nos dejaran pasar. Finalmente abrieron la puerta y ¡para arriba!.
Era un vuelo de tan sólo 2h pero se hicieron eternas... El cansancio acumulado, los nervios y lo estrechos que eran nuestros asientos hicieron mella en nosotros... Nos dormimos un poco y al final llegamos a la "ciudad del viento".

Creo que nos han pillado sobando...
Fuimos a recoger el equipaje y a buscar el metro para dirigirnos al centro de la ciudad. Cuando llegamos a las maquinas de venta de billetes nos encontramos a dos chicos que nos comentaron que se iban de la ciudad y que habían comprado un bono de 7 días y que les quedaban 3 días completos para gastar, así que si los queríamos nos los regalaban. ¡No lo dudamos ni un momento! Nos quedamos alucinando porque jamás nos hubiéramos imaginamos que nos lo darían y que nos ahorraríamos tanto dinero. Así que compramos un billete hasta donde hacíamos trasbordo y luego otro hasta nuestro destino final.

Al salir del metro nos encontramos con todos los edificios iluminados. ¡Una pasada! Sin perder el tiempo y esquivando a los transeúntes llegamos a nuestro hotel, al Red Rood Inn Chicago Magnificient Mille.
Hacemos el check-in sin ningún problema, subimos a la habitación y... ¡Sorpresa! No era ni por asomo lo que habíamos pedido. Nos dieron una tipo suite con una cama Queen Size y un sofá-cama. Al verlo cogimos todos los bártulos y nos fuimos a reclamar. Nos atendió otro chico y nos dijo que lo sentía mucho pero que no nos podían dar otra habitación porque estaba todo ocupado. Mosqueados subimos a la habitación y miramos a ver como era el sofá-cama. Lo abrimos y nos dimos cuenta que no se terminaba de abrir porque chocaba contra el mueble y además el colchón era muy delgado y no habían sabanas... Esta vez bajó David y les volvió a comentar que allí no podíamos pasar 4 noches porque no estaba en condiciones. El chico que le atendió, esta vez, era el que nos hizo el check-in, le dijo que efectivamente no era lo que habíamos reservado y una trabajadora confirmó que ese colchón además de no abrirse bien se hundía por el centro. Así que este chico nos dio otra habitación y nos dijo que al día siguiente nos darían la que realmente nos tocaba. (A todo esto... No estaba todo ¿el hotel completo?)
Nos trasladamos de habitación y esta vez sí que teníamos dos camas de matrimonio en condiciones para poder descansar esa primera noche. Dejamos las cosas y nos fuimos a buscar algo para cenar y desayunar al día siguiente.

Nuestro cuerpo ya no podía más y nos fuimos al hotel a tomarnos una ducha, cenar y dormir... Llevábamos muchas horas de pie y fue un día demasiado intenso para ir a visitar nada. Al día siguiente sería un nuevo día donde tendríamos tiempo de sobras para descubrir la ciudad.

5 comentarios:

  1. Ais, pensé que sabías lo de la escala en USA :S es muy diferente que hacerla en UE.
    A nosotros esta vez nos pasó eso, que era escala en USA y como estás en suelo americano pues has de hacer todo eso...recoger maleta, pasar control, volverla a dejar, pasar tu de nuevo un control etc etc...
    Por eso cuando me retrasaron el vuelo me puse nerviosa :S porque sabía la carrera que senos venía encima...
    Y vaya tela lo de David! casi que calculéis ese tiempo que siempre lo retienen xD que fuerte...A mi jefe también le pasaba, y al final le dijeron que su nombre coincidía con el de un narco chicano xDDDD

    Ais los hoteles...menos mal que lo pudisteis solucionar!
    Con ganas de conocer Chicago a través de tus relatos ;)
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas!!!
      Nosotros en el otro viaje que hicimos a USA al ser el 1r vuelo directo a NY no nos paso nada de esto porque ya pasábamos los primeros días allí. Luego si que hicimos un montón de vuelos internos con escala pero decíamos de facturar al destino y no tuvimos que hacer todo este lío...
      Lo de David súper fuerte... además se ve que la chica le preguntó si había estado antes en USA, le dijo que sí y le dice "Bueno ya sabes que por tu apellido te tenemos que pasar al despachito para terminar de comprobar los datos" Ya lo dicen la maldición de la Z en el apellido... si la tienes fijo que pringas para ir a que te acaben de preguntar cosas...
      Y sí... suerte que lo solucionamos porque sino aun a día de hoy estaríamos contracturados
      próximamente... más aventuras!

      Eliminar
    2. Pues yo me apellido Paz xD tengo suerte...o quizás es mas a los hombres xD
      Bueno, que vaya mentalizado ajaja vaya palo!

      Eliminar
    3. No se hija pero él dos veces que ha ido y dos que ha pringado... tengo una amiga que se llama igual que él y también la pillan siempre XD

      Eliminar
    4. Acabo de empezar con tu diario, Glo. ¡Qué ganas de seguir leyendo!
      Lo que le pasó a David, le ocurrió a Sergio en las 2 ocasiones que fuimos a Nueva York y sí que es un rollazo... En 2013, cuando fuimos a Los Angeles, ya no le pararon porque antes de ir rellenó el "redress" del Servicio de Inmigración (creemos que fue por eso). Has de echarle un vistazo para posteriores ocasiones �� Nosotros lo haremos cuando vayamos a Chicago en mayo.
      Voy a seguir con la segunda etapa...jeje. ¡Un abrazo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...