martes, 21 de abril de 2015

Día 2: Lisboa - Sintra - Lisboa

Palacio da Pena - Glo Ribas - Sintra 2015

Viernes, 3 de abril de 2015

En este segundo día por Portugal decidimos ir a pasar el día  por Sintra. 
Decidimos acercarnos porque todo el mundo nos hablaba mil maravillas del lugar, así que nada mejor que ver con nuestros propios ojos si todo lo que nos contaban era verdad. Y sí... es una de las ciudades que sin duda tardaré en olvidar.

Así que... si os apetece os llevo a conocer esta pequeña gran ciudad.

Nos levantamos sobre las 8 de la mañana porque queríamos aprovechar bien el día. Vanessa nos sirvió el desayuno en el lounge de la habitación media hora después. El desayuno estaba compuesto por un bikini (sandwich mixto caliente), un té para mi, un café para David y zumo de naranja para los dos.

Una vez desayunamos nos fuimos a coger el metro en la parada de Cais do Sodré hasta la parada de Rossio. Una vez allí fuimos hasta la estación y picamos el billete para irnos hacia Sintra. 
¿Recordáis que en el post anterior os dije que os quedarais con el detalle de que fuimos a mirar el horario de los trenes? Pues íbamos convencidos de que el tren salía a las 9:37h así que estábamos súper contentos porque habíamos llegado con tiempo suficiente y porque quedaba muy poco para que llegara. Lo que nos extrañó es que sólo estábamos nosotros en el anden esperando y una pareja de japonesas y el resto de la gente al otro lado de las maquinas donde se valida el billete. De golpe miramos en el panel y apareció... "Sintra: 10:37h" Nuestras caras fueron un poema... ¡Nos quedaba una hora para que llegara el tren! Tampoco nos fiábamos de salir por si volvíamos a pagar el billete así que nos quedamos en el anden haciendo fotos y vídeos... ¡vamos matando el tiempo!

Anden de la estación de Rossio
Como que las horas no pasaban nos dedicamos hacernos fotos
Por fin llegó el tren y nos fuimos hacia Sintra. Llegamos sobre las 11:15h y en la misma estación nos montamos en el autobús que hace el circuito de Pena. El bus vale 5€ y hace un recorrido circular. Te puedes subir las veces que quieras a la ida pero a la vuelta tiene que ser del tirón. Las paradas son: Palacio Nacional de Sintra, Castelo dos Mouros y Palacio da Pena.

Panfleto del circuito del autobús
Recorrida y parada de los distintos circuitos
Nosotros fuimos hasta el Palacio Nacional de Sintra donde nos bajamos y fuimos andando hasta la Quinta da Regaleira. Des del centro hay unos 10 minutos andando y de camino entramos en la oficina de turismo a pedir un mapa de la ciudad.

Cuando llegamos a la Quinta de Regaleira hicimos unos 10 minutos de cola. La entrada adulto sale por 6€ y la de carnet joven 4€ (en nuestro caso presenté el Carnet Jove de La Caixa y me lo aceptaron). En la misma taquilla nos dieron un plano del lugar con algunas explicaciones en castellano.

"La Quinta da Regaleira constituye uno de los monumentos más sorprendentes y enigmáticos del Paisaje Cultural de Sintra. Está situado en el elegante recorrido que unía el Paza Real con el palacio y campo de Seteais, dentro de los límites del centro histórico. Entre 1898 y 1912 Carvalho Monteiro la transformó en su lugar predilecto, otorgándole las características actuales" (Introducción que encontramos en el folleto informativo del lugar)

Plano del jardín que viene en el folleto que dan a la entrada
Una vez exploramos el mapa decidimos empezar explorar la zona del jardín y dejábamos para el final el Palacio da Regaleira y la Capilla. El jardín se constituye como una representación del cosmos y es un lugar lleno de magia y misterio.
Nuestra primera parada, después de pasar por el baño y cambiarnos de camiseta ya que el color era asfixiante, fue el invernadero. Este lugar fue construido a raíz de la pasión de Carvalho Monteiro por la botánica y dedicó este "templo" a la dios Flora. En la fachada podemos ver la representación de 6 sacerdotisas realizando un ritual de fertilidad.

Vista interior del invernadero
Parte trasera del invernadero
Pasamos por enfrente de la gruta de Leda, bajo la Torre de la Regaleira, y seguimos nuestro paseo cruzando el Lago de la Cascada  hasta llegar al Portal de los Guardianes. Este portal es una estructura escénica rematado por dos torreones laterales y por un mirador central bajo el cual se esconde una de las entradas al Pozo Iniciático, al cual iríamos más tarde. Lo que hicimos fue subir a la Torre del Zigurate que se encuentra enfrente de la Terraza de los Mundos Celestiales y del Portal de los Guardianes para poder ver las vistas de los jardines.

Lago de la cascada
Torre del Zigurate
Portal de los guardianes
Detalle de la escultura central del portal
Vista de la terraza de los Mundos Celestiales y del Portal de los Guardianes des de arriba de la Torre del Zigurate
A continuación nos fuimos a la estrella del complejo de la Quinta da Regaleira, El Pozo Iniciatico. El Pozo Iniciático es una Torre Invertida que se hunde cerca de 27m en el interior de la tierra, con acceso a través de una monumental escalera de caracol. Este Pozo se plantea como un espacio de consagración, de connotaciones herméticas y alquímicas, donde se intensifican la relación entre la tierra y el cielo. Nosotros lo que hicimos fue subir en la parte más alta del pozo y luego empezamos a descender. Es un lugar mágico y precioso pero con la gran cantidad de grupos turísticos nos agobiamos un poco ya que el espacio de las escaleras es bastante reducido.

Vista del Pozo Iniciatico des de arriba
Con un poco de vértigo posando delante de arriba
Como se puede ver se puede subir hasta lo más alto de la torre.
Una vez bajamos y miramos hacia arriba alucinamos al ver todo lo que descendimos... me sentí chiquitita, chiquitita!!

Cuando estas a bajo te das cuenta de la profundidad del pozo
Después realizamos el descenso de la parte más alta del jardín por los túneles subterráneos que parten des del Pozo. Por la falta de iluminación en algún punto tuvimos que recurrir a la utilización de la linterna del móvil para no abrirnos la crisma.
Nuestro primer túnel nos llevó hasta el Pozo Imperfecto y el segundo túnel, llamado Gruta del Oriente, nos llevo al exterior. Una vez en el exterior visitamos la Gruta del Acuario y bajamos por el camino que nos llevaba de nuevo a los pies del lago de la cascada. Y de alí nos dirigimos a ver la fuente de la Regaleira.

Grutas que llegan al pozo iniciatico y al pozo imperfecto
Frente a la estructura del cuerpo del pozo imperfecto
Vista des de abajo del pozo.
Para terminar la visita al jardín nos dirigimos a la Fuente del Balneario, la Gruta del Laberinto y al paseo de los dioses.

Fuente del Balneario
Gruta del Laberinto
Llegamos al mediodía y para terminar el tour visitamos el palacio.Es un palacio de 3 plantas (más dos plantas subterráneas). Personalmente no me lo imaginaba tal y como es por dentro ya que me pareció precioso. No es un palacio demasiado grande por la cual cosa no se hace eterna su visita.

Alzado del palacio que viene en el panfleto que dan en la entrada
Vista exterior del Palacio
Empezamos visitando la planta baja donde visitamos: La Sala de Caza (comedor decorado con mosaicos con escenas de caza y presidido por una imponente chimenea), el Porche (evoca la epopeya de los descubrimientos portugueses y el arquetipo del viaje), La Sala Renacimiento (Antigua sala de estar decorada al estilo Renacentista italiano) y la Sala de los Reyes (antigua sala del billar donde hay representados 20 reyes y 4 reinas de la monarquía portuguesa y los diferentes escudos de las ciudades más importantes del país).

Sala de Caza
Sala del Renacimiento

Porche
Sala de los Reyes
Los pisos 1, 2 y 3 están dedicados a exponer diferente material relacionado con el complejo de la Quinta da Regaleira y su restauración. Y para terminar la visita visitamos la capilla.

Interior de la nave
Exterior de la capilla
Una vez terminada la visita volvimos andando al centro. Callejeamos un poco buscando un sitio para comer y finalmente comimos en un bar, bastante tranquilo, algo rápido. Esta vez comimos una Quiche de Bacalao (como podéis ver somos fans absolutos de este pescado), tomamos un refresco y, como que la quiche era contundente, comimos de postre un Pâo de Canela que no sabíamos lo que era pero estaba de muerte! El precio de la comida fueron 8€ por cabeza.

Centro de Sintra
Quiche de bacalao
Pâo de canela
Después de comer paseamos un poco por el pueblo y fuimos a la parada del bus para ir al Palacio da Pena. Como que vimos que aun no llegaba aprovechamos para ver el exterior del Palacio Nacional de Sintra. Es un edificio imponente de color blanco y con una cubierta en forma de cono que hará que se vea desde cualquier punto y que lo puedas identificar claramente.

Palacio Nacional de Sintra
La visita exterior fue vista y no vista porque a la que nos dimos cuenta vimos que llegaba el bus a la parada. Nos miramos y empezamos a correr para no perderlo. Y no, no lo perdimos. Al subir enseñamos nuestros tiques y nos colocamos de pie en un rincón porque estaba a reventar.

Primero hizo parada en el cruce que lleva a la Quinta Regaleira y de allí empezó a subir la montaña hasta llegar el Castelo dos Mouros. Nosotros decidimos no visitarlo ya que no teníamos demasiado tiempo y además nos habían recomendado que fuéramos al Palacio da Pena.
Cuando llegamos a los pies del Palacio compramos las entradas (14€ cada uno la entrada de palacio + jardines) y entramos en el complejo. Para llegar a los pies del castillo tendréis que subir por una cuesta bastante larga así que: respirar hondo y con paciencia/ calma subir para arriba.

Plano que dan en la entrada del Parque de la Pena (en la parte derecha de la imagen continúan los jardines para visitar) 
Una vez entramos en la zona del palacio lo primero que hicimos fue visitar la zona de las terrazas que te dan una vista de palacio y de los jardines espectaculares. A continuación pasamos a visitar el interior del palacio.

Entrada al palacio
Vista del palacio des de una de las torres de defensa
Detalle del Tritón del cuerpo central del edificio
El palacio es bastante grande y no hace falta que vayas siguiendo el plano con el alzado que te dan en la entrada ya que solo hay un circuito. Nuestro "problema" fue que encontramos un montón de gente e íbamos en plan borregos por las estancias y pasillos, seguro que silo visitamos con menos gente lo hubiéramos disfrutado más. Aun y así, personalmente, me gustó bastante.

Patio central
Comedor
Uno de los dormitorios
Como veis estábamos solos
Otra vista del edificio des de la terraza
Vista de otra de las salas
Cocina
Al salir de la visita del interior acabamos de disfrutar de la arquitectura del edificio y planteamos la ruta que haríamos por los jardines. Estábamos algo cansados así que intentamos que nuestro recorrido fuera todo de bajada.
Antes de empezar a bajar hicimos un ultimo ascenso. Nos dirigimos al Alto de Santa Catarina. Se asciende mediante una escalerita que hay entre los matojos y las vistas que hay del palacio son geniales. Este era el mirador preferido de la Reina Doña Amélia y había el "Trono da Rainha" tallado en la roca. Aquí estuvimos unos 5 minutos disfrutando de las vistas y como no de la tranquilidad ya que no se escuchaba a nadie. Aunque aún no sabíamos que en los jardines reinaría la paz que no disfrutamos en el palacio.

Disfrutando de las vistas del palacio des del Trono da Rainha
A continuación nos dirigimos a ver la zona del invernadero con calefacción. Este espacio es Centro de Producción de raras, amenazadas y en vías de extinción del Parque de Pena. Al lado del invernadero hay lo que se conoce como la Fuente de los Pajaritos. Es un pabellón de estilo islámico con cúpula esférica y con inscripciones en árabe. No se el porque pero este espacio me encantó... La decoración de todo el cuerpo del pabellón con azulejos formando una cenefa, la fuente de su interior, la tranquilidad que transmitía hizo que se convirtiera en mi lugar favorito del jardín.

Invernadero con calefacción
Exterior de la fuente de los pajaritos
Interior del templete
Luego nos acercamos a la Feteira de la Reina. Es una zona de helechos plantados en un valle con unas condiciones climáticas especiales y se encontraba rodeada de árboles de hoja caduca. Justo a su lado se encuentra un árbol enorme con el tronco curvado, además de ser curioso era espectacular.

Feteira da Reinha
El magnífico e imponente árbol que se encuentra al lado de la Feteira
La visita a los jardines la terminamos a la zona de los lagos. En este espacio encontraréis 5 lagos con cisnes, peces y patos.

Zona de los lagos
Salimos del parque y fuimos a esperar el bus enfrente del Castelo dos Mouros. Una vez subimos en el bus parecía que en lugar de Portugal estuviéramos en España. Si ya al largo del día nos cruzamos con españoles en el bus fue el remate final ya que el 70% de sus pasajeros eramos españoles y algunos de ellos hicieron que nos muriésemos de vergüenza ajena porque una cosa es hablar y otra es hacerse notar a base de gritos y de gracias que no vienen a cuento... en fin, hay de todo en el mundo...

Nos despedimos de la ciudad Sintra des del bus ya que bajamos en la misma parada donde subimos, en la estación central. Esta vez no nos esperamos a que llegase el bus ya que se encontraba en el anden, entramos pudios sentarnos y descansar de tanto andar.

Cuando llegamos a Lisboa eran sobre 20h y decidimos ir a cenar. El lugar lo decidimos en el tren y era uno de los restaurantes de cocina portuguesa que citaba la guía. Es un restaurante regentado por, lo que supusimos, madre e hija y se llama Rei do Frango.
Es un lugar que cierra bastante pronto, es más quisimos repetir alguna otra noche y no pudimos porque estaba cerrado, pero esa noche estuvimos de suerte y después de hacer cola en la puerta nos dieron de cenar. Que no os tire para atrás su aspecto, un bar/restaurante de batalla, ya que la calidad de la comida y el precio son más que buenos. Elaboran platos con bastante guarnición y con pescado o carne. La guarnición estaba compuesta por: patatas fritas, ensalada y arroz. David se pidió pez espada y yo no me pude resistir a las sardinas (hacia años que no las comía... con lo que me gustan...) y para beber pedimos 2 cervezas. El total de la cena de los dos fueron 16€. Nos quedamos pasmados cuando pedimos la cuenta ya que normalmente cuando vas a cenar te gastas esto por cabeza... ¡alucinante!

Mi pedazo plato de Sardinhas del Rei do Frango
Como que terminamos bastante llenos decidimos volver andando por el centro, pasando por la Praça do Comerço hasta llegar al apartamento. Por el camino hicimos un parón en la pastelería A Brasileira y nos compramos cara cada uno el que seria el primero de muchos Pastéis de Belem (con la excusa que no habíamos tomado postre...). Madre mía... ¡qué cosa tan rica! Nunca he sido fan de la crema pero creo que después de este viaje me he vuelto adicta, al menos a la de los pastéis. por favor si vais a Lisboa probarlos! Aunque no sean los de la famosísima pastelería de Belem (que ya os contaremos un truquillo para degustarlos) porque están de vicio.

Pastéis de nata de la pasteleria A Brasileira
Elevadorde Santa Justa
Vista panorámica de la Praça do Comerço
Al fin llegamos al apartamento y pudimos descansar y cargar pilas para el dia siguiente ya que nos esperaban las cuestas del barrio de Alfama... En el próximo post os lo contamos.

Antes de terminar me gustaría dedicar este post a los chicos de  Cómete el Mundo ya que nos ayudaron bastante con su post sobre Sintra y sus consejos vía mail de como poder organizar mejor el día y aprovecharlo al máximo. ¡Mil gracias Aitor y Henar! ¡Os debemos una!

**********
#PostAmigo

Cómete el mundo: Visita al Palacio da Pena en Sintra

12 comentarios:

  1. ¡Menudo tute os disteis por Sintra! Me han venido recuerdos muy bonitos del Palacio da Pena, es un lugar romántico y precioso, y las vistas no son para menos. Ay, tengo que volver a ver la Quinta, y el Palacio Nacional. Y esos pasteles no hay quien se resista jajaja
    Un abrazo de la cosmopolilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj si si! un tute guapo! Pero valí muchisimo la pena (y nunca mejor dicho :P ) Si vuelves no te pierdas para nada la Quinta... si el palacio te pareció magico ya no te digo nada sobre la Quinta...
      Un beso Patri!

      Eliminar
  2. Preciosa vuestra visita a Sintra. Lo del pozo me ha parecido una maravilla!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué visita más completa! Cuando hice la ruta por Portugal también estuve en Sintra pero solamente medio día aproximadamente. Nos dio tiempo a ver el Palacio da Pena y de subir al Castelo dos Mouros, pero no poder visitar la Quinta da Regaleira es una espinita que tengo clavada desde entonces, porque me habían hablado maravillas de ella. El Pozo Iniciático es increíble!! Si ya hace un tiempo que tengo ganas de volver a Lisboa, con tu diario todavía más =) Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros, tras leer muchos blogs, hicimos selección sobre que ver así que uno de los imprescindibles fue La Quinta. Si vuelves no dudes en visitarla porque te va a encantar.
      un abrazo

      Eliminar
  4. Qué bonito y qué bien lo pasasteis! Como dice Carol, nosotros también fuimos a Sintra, pero solo medio día :( Así que nos dejamos algunas cosas por ver. Sin embargo, estoy segura de que volveremos para terminar de ver lo que dejamos a medias (y, para qué mentir, para atiborrarnos a pasteis de Belém! :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí! Tenéis la excusa perfecta para hacer todo lo que quedó pendiente!

      Eliminar
  5. Un placer haberos ayudado!! Sintra preciosa, nos encantó y se nota que a vosotros también!! Un post muy completo. A seguir compartiendo viajes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por todo chicos! En serio nos fueron de gran ayuda todas vuestras indicaciones... estamos en deuda con vosotros!
      Un besote y a ver si nos vemos pronto

      Eliminar
  6. ¿Estuvisteis en A Brasileira? Era la cafetería favorita de Pessoa, nosotros nos tomamos un café al lado de la estatua, jeje, saludos viajeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lees el post del 3 día en Lisboa veras que estuvimos y nos tomamos un café y un pastelillo dentro de la cafetería que que me apetecía disfrutar de su interior y además, como freak de las series y del cine, quería sentir me como Sira Quiroga cuando empezó su misión de espía en Lisboa.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...