martes, 10 de febrero de 2015

Día 14: Ámstredam (Nieuwe Kerk – Begijnhof – Mercado de las Flores – De Pijp – Pequeño Barrio Rojo – Esclusas De 1674 – Puente De Las Hermanas – Canal de los 7 Puentes)

I want to ride my bicyle, Glo Ribas, Ámsterdam 2014

Martes, 19 de agosto de 2014

El día que teníamos por delante lo dedicaríamos a terminar de ver las cosas que nos parecían interesantes de la ciudad y que nos habían quedado pendientes del día anterior. Así que, aunque cayera el gran diluvio universal,  nos tocaba patear las calles de Ámsterdam y conocer todos los incones menos conocidos de la ciudad. ¿Quieres acompañarme una vez más a pasear por la capital de los Países Bajos? ¡Pues vamos allá!

Empezamos otro día más desayunando de buena mañana en el hostel y una vez terminamos nos fuimos para el centro. Como que compramos la IAmsterdamCard para 48h des de su validación este día aun lo teniamos cubierto por la cual cosa transporte y atracciones turísticas nos entraban de manera gratuita.
Nos dirigimos al centro y bajamos en la parada de metro de al lado del palacio real. Lo primero que hicimos al bajar fue a comprar sellos para mandar unas postales para amigos y familia. Para vuestra información los sellos los podéis comprar en los supermercados como por ejemplo Albert Heijn que los encontraréis a lo largo de todo el país, además os los recomiendo porque tienen de todo y te pueden salvar la vida en más de una ocasión. Fue entrar comprar los sellos y... caer el diluvio universal. Así que esperamos a que escampara un poco para poder ir a visitar la Nieuwe Kerk.

La Nieuwe Kerk es la iglesia que se encuentra justa al lado del Palacio Real y su estructura se remonta en 1408. Esta iglesia se caracteriza por ser el lugar donde se realizan las ceremonias de coronaciones  y bodas reales. Su interior es bastante sobrio pero está lleno de detalles dignos de ser admirados un buen rato. 
Tan solo entrar puedes hacer uso, de manera gratuita, de la audio guía que uno mismo programa con su idioma. Luego tan solo acercar el sensor al panel puedes escuchar toda la información de ese punto de la iglesia. Además nos pareció muy interesante porque para los más pequeños de la familia se puede conocer la iglesia gracias a un juego de preguntas. En este espacio además de celebraciones eucarísticas hay un espacio dedicado a exposiciones. Cuando nosotras lo visitamos éstas estaban dedicadas a la historia de la catedral y de la historia de la realeza.
Vista de la nave central de la catedral
Detalle de la foto colgada en el techo de los diferentes reyes de Netherlads
Cripta de San Miguel de Ruyter
Durante la restauración encontraron un par de columnas todas ellas decoradas con ángeles.
Detalle de las vidrieras con vitrales dedicados a los diferentes miembros de la realeza
Detalle de la escalera de acceso al púlpito
Detalle del relieve del cuerpo del púlpito
¡No puede faltar nunca la foto del órgano!
Entrada a la exposición dedicada a la historia y a la realeza
Interior de la exposición
Cuando salimos de la catedral nos dirigimos al Begijnhof de Ámsterdam. Hace unos capítulos del Diario de Netherlands os conté que visitamos el Begijnhof de Breda y nos faltaba por conocer el de Ámsterdam. Como en el de Breda era un lugar donde mujeres solteras o viudas de una orden católica, llamadas Beguinas, atendían a ancianos y vivían una vida piadosa sin haber hecho votos monásticos. Es un patio mucho más grande que el de Breda y a mi personalmente me decepcionó un poco... me lo esperaba parecido al de la otra localidad pero no... en teoría te dicen que no puedes hacer fotos (y soy muy respectuosa con estas cosas) pero como dice el dicho "Donde fueres haz lo que vieres" y lo inmortalizamos ya que toda la masa de turistas hacían fotos y no les decían nada.

Puerta de entrada
Plano del Begijnhof y un poco de historia
Detalle del parque que hay en el centro de la isla de casas
Plano un poco más general del Begijnhof
Pequeña iglesia que hay en este espacio
Seguidamente nos dirigimos al famosísimo mercado de las flores. Es impresionante la cantidad de aradas que hay y la gran variedad de plantas que se venden. Aproveché para comprar unos tulipanes de madera grandes y otros más pequeños para tráemelos para casa a modo de recuerdo. 
En esta zona hay un montón de tiendas de souvenirs así que si queréis comprar algún recuerdo de la ciudad aquí encontraréis muchas cosas.

Detalle de una de las paradas
Aquí se puede ver la gran variedad de bulbos de tulipán que se venden
Cuando dejamos el Bloenmarket decidimos hacer un paseo que nos proponía la guía de Lonely Planet Amsterdam de Cerca. Este paseo era por el cinturon sur de la ciudad. En él pudimos ver la Curva de Oro que era el lugar de moda durante la Edad de Oro y era el lugar donde gestionaban todos sus asuntos los más ricos de Ámsterdam. En este tramo del Harengracht se pueden ver magníficas mansiones del siglo XVII y las distinguimos ya que sus fachadas son el doble de ancho de lo habitual.

Mansiones del Harengracht
En plena curva de oro
Seguimos nuestro paseo contemplando todas las casas y comercios de antiguedades y artesanias de esta zona de la ciudad. Terminamos el recorrido en  Leidseplein donde pudimos ver el Stadsschouwburg un teatro de 1894 donde aun se representan obras de teatro de gran calibre y unos de los Coffee Shops más famosos de la ciudad, el Bulldog. Aprovechamos el fin del recorrido para comer algo. Esta vez nos decidimos, como en Haarlem, por la comida japonesa del restaurante Sumo.

Una de las galerías que se encuentran en el cinturón sur
Locales cercanos a Leidseplein
The Bulldog coffee shop
Stadsschouwburg
¡Qué rico estaba el sushi!
Después de comer nos fuimos a callejear por el De Pijp siguiendo un poco el recorrido de la guía. Nuestra primera parada fue el bar Barça dedicado a la ciudad catalana. Nos tomamos un café y nos refugiamos de nuevo de la maldita lluvia. Paseamos por un mercadillo de ropa y de objetos hasta llegar al Pequeño Barrio Rojo. Sí, existe otro Barrio Rojo en la ciudad, este es muy pequeño, con unos 7 u 8 escaparates con chicas, se encuentra al lado del canal Hobbemaka y sin la gran aglomeración de turistas. Para terminar el paseo llegamos al Sarphatipark. Éste es mucho más pequeño que el Voldenpark pero para desconectar un poco y descansar un ratito va de maravilla pasear por él.

Exterior del Barça
Detalle del interior
Mercadillo
Estanque del parque
Paseo por uno de los caminos
Paso elevado por encima del estanque
Para terminar el dia fuimos a pasear por el los canales más elegantes. Por este recorrido por al lado del canal Amstel pudimos ver las esclusas de 1674 que permiten que los canales reciban agua dulce. Seguidamente vimos el Megere Brug o puente estrecho. Cuenta la leyenda que fue construido por dos hermanas que vivían en las orillas opuestas del río y querían una forma fácil para verse pero por el escaso dinero que tenían no pudieron construir un puente más ancho. Y finalmente vimos el canal de los 7 puentes en Reguliersgracht, es curioso poder contar como los 7 puentes cruzan este canal de lado a lado.

Esclusas
Panorámica del canal Amstel
Megere Brug
Vista 1 del canal de los 7 puentes
Vista 2 del canal de los 7 puentes
Para terminar el día fuimos para Rembrandtplein donde volvimos a pasar por el Subway a buscar unos bocatas para comérnoslos en la habitación del hostel. Así aprovechamos que era temprano para montar la maleta  ya que al día siguiente terminaba nuestra aventura por los Países Bajos. Del momento de hacer la maleta no tenemos documento gráfico porque madre mía la que liamos para hacer caber todo en ese espacio tan pequeño...

Os espero en el último capitulo para que veáis de que modo termino nuestro viaje.

5 comentarios:

  1. oooooooooh ya se acaba!!! pero bueno, voy tomando buena nota para cuando hagamos una escapada a esa zona ^_^

    Muy buen día y parece muy aprovechado!

    ResponderEliminar
  2. Pues sí que supieron aprovechar el día. Cuántas cosas por ver en Ámsterdam!! Y yo que pensaba que con 3 ó 4 días era suficiente. Ya veo que no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mauxi!! Yo estuve 5 dias y tuve suficiente pero eso sí si quieres ver más museos de los que yo visité te recomiendo algunos días más ;)
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Amsterdam siempre la veo a trocitos, en alguna escapada de trabajo. Tengo que hacer un viaje para verla de verdad.

    Saludos,
    GranPumuki
    Mis relatos en: http://blogdeviajesdepumuki.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te recomiendo que te reserves 5 dias para que puedas disfrutar de la capital de los Países Bajos. Hay mucho por ver aunque no lo parezca y vale mucho la pena!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...