jueves, 7 de febrero de 2013

Las historias ocultas de una ciudad.

Las ciudades se pueden conocer de muchas maneras y muchas veces, por desgracia, sólo nos quedamos con las informaciones básicas que nos ofrecen las guías de turismo.

Yo soy de las que me gustan las anécdotas de las ciudades y de según qué edificios porque es como si se creara un vínculo más estrecho y además empiezas a ver con otros ojos el lugar. Además siempre que visitas algún lugar y te explican o explicas algo sobre él y añades alguna anécdota se convierte en un lugar más especial.


El año pasado descubrí un libro, que no pude resistirme a comprarlo, que tiene como titulo 1001 curiositats de Barcelona de Silvia Suarez y Anna- Priscila Magriñà (Editorial l’Arca) y, tal y como reza el título, son anécdotas históricas de la ciudad condal. (Si no me confundo también podréis encontrar una edición en lengua castellana)Es un libro muy didáctico porque las anécdotas están explicadas de manera muy sintética y cada una de ellas está ilustrada con fotografías o dibujos.
Las curiosidades están organizadas por su temática: históricas; calles y edificios; industria, negocios y transportes; y arte y cultura. Existen otros libros con este hilo argumental dedicados a otros aspectos de la ciudad: calles, ciudades, las caras ocultas de la ciudad... todos ellos recomendables para aprender un poquito más sobre la ciudad y resolver muchos porqués o preguntas sin resolver que nos generan algunos lugares de la ciudad.

A continuación os dejo 3 videos (debajo de cada uno de ellos os dejaré la traducción al castellano) donde la co-autora del libro, Anna-Priscila Magriñà, cuenta 3 anécdotas de las que se pueden encontrar en el libro que os recomiendo.


“Me llamo Anna-Priscila Magriñá y hoy os contaré que en el año 1492, en estas escaleras bajaban los reyes católicos y que un payés de remensa, Joan de Canyamàs,  quiso atacar al rey con una espada, pero los guardias del rey lo pararon a tiempo y sólo le hizo un pequeño corte en el cuello. Joan Amades dice que de este corte en el cuello cayeron cuatro gotas de sangre en las escaleras que aun se pueden ver. ¿Las encontráis? Gracias por escucharme”


“Originariamente esta plaza era el corral del palacio del Rey pero los condes catalanes dejaron, durante tres siglos, que el pueblo de Barcelona celebrará el mercado aquí. A finales del siglo XIV se trasladó a otro lugar de la ciudad y la plaza ya quedó tranquila. Gracias por escucharme”


“En la Edad Media había un ciudadano de Barcelona que nadie lo quería como vecino, era el verdugo y todos quería que viviera fuera de las murallas. Pero des del Consejo de Ciento decidieron que sería injusto que una persona que trabajaba para el Gobierno tuviera que vivir fuera de la ciudad. ¿La solución que encontraron? Que viviera entre murallas y dice la leyenda que el verdugo de Barcelona vivía aquí mismo. Gracias por escucharme”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...